Demandan ante PGR a Coordinadora magisterial por bloqueos

Legisladores del Partido Acción Nacional (PAN) demandaron ante la Procuraduría General de la República (PGR) a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y/o quienes resulten responsables de los bloqueos realizados a la Cámara de Diputados y el Senado de la República.

La senadora Mariana Gómez del Campo afirmó que las acciones realizadas por los profesores inconformes tienden a expandirse, por lo que es necesario que las autoridades del Gobierno del Distrito Federal emprendan acciones para garantizar la seguridad de los ciudadanos.

En entrevista indicó que son urgentes las medidas luego que marchas, mítines y plantones organizados por integrantes de la CNTE han afectado a millones de habitantes de la capital del país.

Gran número de personas han faltado o no han llegado a tiempo a su trabajo por los conflictos que generan esas movilizaciones e incluso se han suspendido partidos de futbol, muestra de que la conducta de los profesores afecta a diferentes sectores de la sociedad.

El diputado panista Fernando Rodríguez Doval dijo, a su vez, que las conductas adoptadas por los maestros son constitutivas de delitos, pues es ilógico que hayan bloqueado los accesos al Senado de la República y hayan irrumpido en el Palacio Legislativo de San Lázaro.

"Agredieron a policías, destruyeron vehículos, entre otras cosas, por lo que es necesario que el Ministerio Público Federal investigue y sancione a los responsables en un acto de aplicar la ley y no de represión", abundó.

En la Oficialía de Partes de la Procuraduría General de la República, esos legisladores y los senadores Adriana Dávila Fernández y Jorge Luis Lavalle Maury entregaron la denuncia de hechos correspondiente.

Los legisladores coincidieron en que la PGR es la instancia adecuada para presentar la denuncia contra los presuntos responsables de los delitos de rebelión, motín, sedición o delitos que pudieran resultar contra servidores públicos en el ejercicio de sus funciones, como es el caso de los policías que resultaron lesionados.

Gómez del Campo Gurza también expuso que "los manifestantes de la CNTE han incurrido en delitos tipificados en el Código Federal: sedición, ataques a la autoridad en forma tumultuaria, motín, emplear la violencia, amenazas a la autoridad para intimidar, rebelión, impedir la integración de las instituciones constitucionales de la Federación, así como su libre ejercicio".

"Impedir el funcionamiento de uno de los Poderes de la Unión es un delito de rebelión. Hubo agresiones contra policías federales, que también está tipificado en el Código Penal Federal", añadió Rodríguez Doval.

Las manifestaciones de la CNTE "han dejado de ser el uso de una libertad de expresión, consagrada en la Constitución, para convertirse, en muchos casos, en conductas delictivas plenamente acreditadas y tipificadas en el Código Penal Federal", insistió.

Ante los señalamientos contra la diputada Socorro Ceseñas Chapa, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), de que ella dirigió la toma de San Lázaro, consideró que es muy grave, pues no se debe utilizar la inmunidad parlamentaria para permitir actos vandálicos.

Los legisladores de Acción Nacional llamaron a aplicar la ley para respetar el Estado de derecho, pues bajo ninguna circunstancia debe permitirse que los profesores continúen realizando movilizaciones en perjuicio de los habitantes del Distrito Federal.