Entre los 10 y 14 años, mayor riesgo de iniciarse en adicciones: CIJ

En la ciudad de México, 40 por ciento de los jóvenes que son atendidos en los Centros de Integración Juvenil (CIJ) tuvieron su primer contacto con sustancias adictivas cuando tenían entre 10 y 14 años de edad, señaló Carmen Fernández Cáceres.

La directora general de los CIJ precisó que el alcohol, el tabaco y la marihuana son las tres sustancias adictivas que más se consumen en la capital, de ahí que firmó un convenio para reforzar las acciones a fin de evitar nuevos consumidores.

Detalló que los CIJ llevarán a cabo con el Instituto para la Atención y Prevención de las Adicciones en la Ciudad de México (IAPA) diversas acciones preventivas, pero también reforzarán el tratamiento y reinserción social de los jóvenes consumidores de drogas.

Fernández Cáceres explicó que las cifras sobre el primer contacto con sustancias adictivas se desprenden de entrevistas con pacientes que acuden a los CIJ, y que en general los consumidores de drogas reciben tratamiento cuando llevan entre ocho y 10 años de haber iniciado esta práctica.

En tanto, el director general del IAPA, Rafael Camacho Solís, señaló uno de los trabajos que se realizan en cooperación con los CIJ es la próxima apertura de tres nuevas unidades de los CIJ en la capital.

En la delegación Iztacalco, expuso, se planea instalar un centro residencial para que las mujeres se puedan internar para tratamiento acompañadas por sus hijos pequeños, quienes estarán bajo cuidado especializado.

"También se planea la apertura de un CIJ en Tláhuac que atienda a población indígena, así como en Milpa Alta", expresó el funcionario.

Camacho Solís reconoció el apoyo de la Secretaría de Salud del capitalina en la prevención y atención de las adicciones, a través de sus 32 Unidades de Especialidades Médicas de Atención Primaria de las Adicciones.

Además, refirió que en los 220 centros de salud, los estudiantes de cuarto a sexto año de primaria, así como los adolescentes de secundaria y bachillerato, reciben información para prevenir el consumo de drogas y sean capacitados en desarrollar habilidades para la vida.