En alerta ejércitos de Turquía e Irak ante posible acción contra Siria

Turquía e Irak pusieron hoy en máxima alerta a sus fuerzas de seguridad ante una eventual intervención militar internacional en Siria, al considerar que las operaciones armadas pudieran extenderse a sus fronteras.

El movimiento en ambos países llegó después de que Israel, otro Estado que comparte frontera con Siria, reforzó sus sistemas de defensa, mientras la comunidad internacional discute la posibilidad de actuar para frenar los ataques químicos contra la población civil siria.

Estados Unidos, Francia y Reino Unido atribuyen la autoría de los ataques con gas tóxico en Siria al régimen de ese país y analizan la posibilidad de una intervención militar para "castigar" a los responsables y proteger a los civiles.

El gobierno de Turquía ordenó este miércoles a sus fuerzas armadas a responder contra cualquier amenaza proveniente de Siria, pues una acción militar extranjera en el país vecino podría poner en peligro la estabilidad turca en varios aspectos.

El ministro turco de Asuntos Exteriores, Ahmet Davutoglu, dijo a reporteros que el primer ministro Recep Tayyip Erdogan autorizó al ejército cambiar sus reglas y tomar acción militar decisiva ante toda eventualidad que suponga riesgos para la seguridad del país.

De acuerdo con reportes del diario turco Today's Zaman, las fuerzas armadas ya han girado sus misiles en la sureña provincia de Hatay hacia el territorio sirio, desde donde ya ha sido blanco de ataques durante el conflicto que inició en marzo de 2011.

Davutoglu habló de la necesidad de tomar acción "por nuestros hermanos muertos en Siria" y aseguró que para Ankara todas las opciones están sobre la mesa, aunque dijo que su país confía en que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU) tome una decisión.

El canciller subrayó que Turquía ya ha tomado todas las medidas militares necesarias contra las amenazas que provengan de su vecino.

En Irak, el primer ministro Nuri al-Maliki afirmó este miércoles que el ejército está en alerta máxima para en caso de que haya un ataque militar internacional en Siria, según reportes de la agencia local de noticias Aswat al-Iraq.

En una declaración transmitida por la televisión, al-Maliki indicó que el conjunto de poderes políticos y de seguridad del país, incluidas los de las provincias observan el desarrollo de la situación y se mantienen también en alerta.

Poco después el consejero del jefe de gobierno, Ali al-Mussawi, anunció que Irak no permitirá el uso de su espacio aéreo ni de su suelo para lanzar un ataque contra Siria, ya que rechaza cualquier acción militar y confía en una solución pacífica y política.

Al-Mussawi destacó que la nación musulmana apoya las investigaciones de la ONU sobre el ataque químico registrado cerca de Damasco la semana pasada, que habría causado la muerte a más de mil 300 personas, según opositores sirios que denunciaron el hecho.

El gobierno iraquí pide a todas las partes involucradas cooperar para esclarecer las responsabilidades.