Clausura Invea desarrollo inmobiliario en Coyoacán

El Instituto de Verificación Administrativa (Invea) del Distrito Federal clausuró las cinco torres que integran el desarrollo inmobiliario ubicado en Cefiro 120, en la delegación Coyoacán, pues violan el uso del suelo permitido y por tanto deberán ser demolidas.

Personal del Invea acudió al predio en el que en una superficie de tres mil 534 metros, la empresa 3GZN, construyó 120 departamentos en cinco torres que cuentan con 180 cajones de estacionamiento.

Acompañados por Priscila Vera y Édgar Borja, diputados locales del PAN, los verificadores del instituto quitaron los sellos de suspensión y colocaron otros de clausura, y entregaron un oficio al vigilante del lugar.

El personal del Instituto de Verificación Administrativa informó que con esta acción de clausura se deberá proceder a la demolición de las cinco torres y se aseguraron los folios, por lo que ni la constructora ni algunas de las personas que ya habitan el lugar podrán hacer trámite alguno.

Cabe señalar que de acuerdo con la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi), las cinco torres departamentales fueron construidas en un predio cuyo uso permitido es el de "Espacio Abierto", en el que sólo se pueden colocar deportivos, plazas públicas o jardines.

Al respecto, la panista Priscila Vera opinó que "un funcionario omiso o corrupto de la Seduvi hizo aparecer 'mágicamente planos que establecen otra categoría", y por ello la constructora pudo levantar las torres departamentales.

Agregó que cuando la autoridad se dio cuenta que hubo esa omisión o corrupción se inició un juicio de "lesivilidad", y el Invea procedió a suspender actividades, en tanto que Seduvi hizo el deslinde de predios, ya que en donde se ubican las torres es "Espacio Abierto".

La legisladora explicó que una vez que se definió qué parte es "Espacio Abierto" y que el predio en donde se ubican las torres de departamentos no tienen el uso del suelo para ello, procedió la clausura definitiva y se tendrán que demoler las viviendas.

Por su parte, el diputado Édgar Borja, explicó que de acuerdo con el juicio de "lesivilidad" se tiene que indemnizar a la constructora porque se le otorgaron permisos de construcción en un "Espacio Abierto", así como a los terceros perjudicados a los que se les vendió una vivienda.

Señaló que según el juicio de "lesivilidad", cuando un funcionario público o una autoridad da un permiso por encima de la ley o fuera de ella, se inicia un procedimiento para poder resarcir el daño, "y en este caso será a cargo del gobierno capitalino, es decir, de todos los contribuyentes".

Por ello, resaltó que es necesario saber quién dio la autorización para que se construyeran las viviendas, porque los diputados locales autorizaron en 2010 que este predio fuera un parque y "alguien en la Seduvi lo cambió para que se dieran los permisos para poder construir".

Los problemas de la obra salieron a la luz pública cuando el abogado de la constructora denunció que el jefe delegacional en Coyoacán, Mauricio Toleado, les había pedido dinero para permitir la obra irregular, aunque luego se retractó de ello.

Finalmente, los diputados panistas denunciaron que la constructora metió a gente a vivir a los departamentos, pese a que ya estaban los sellos de suspensión, por lo que es de esperarse que la misma y los inquilinos promuevan amparos para evitar que las torres sean demolidas.