Se manifiestan trabajadores de Mexicana en AICM

A tres años de que Mexicana de Aviación dejó de operar, trabajadores de la aerolínea se manifiestan en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) por lo que consideran un "coma inducido" de la firma aérea.

En tanto, el aeropuerto capitalino dio a conocer que opera con normalidad en sus dos terminales, que los aterrizajes y depegues se llevan a cabo conforme a sus itinerarios y que las vialidades y estaciones del metro cercanas están abiertas.

Y es que los trabajadores, con consignas como "lucha, lucha, lucha no dejes de luchar, por una Mexicana que pronto volará", se manifiestan en los mostradores que aún conservan el nombre de la compañía en la terminal 1 del AICM.

Ahí, la sobrecargo Dulce María Mejía expresó que "Mexicana no está muerta, está inducida en el coma al que la indujo el pasado gobierno".

A tres años, de aquel 28 de agosto de 2010, cuando a través de un comunicado la firma anunciaba que dejaba de operar por el deterioro de sus finanzas, uno de los integrantes del Sindicato de Trabajadores de Tierra, David Silva, dijo que seguirán levantando la voz hasta que Mexicana vuelva a volar.

Mencionó que durante este día se manifestarán pacíficamente en las instalaciones del AICM, como lo han realizado en los últimos 59 días que han permanecido en el aeropuerto.

De acuerdo, con la sobrecargo Ana Cecilia Beltrán, llegar a 36 meses sin Mexicana es "desesperante y frustrante", debido a que las autoridades correspondientes están consientes del fraude del que los trabajadores fueron víctimas, opinó.

"Vamos a permanecer aquí (AICM), tenemos más compañeros en otros frentes legales, pero estamos planeando otras acciones más firmes, porque si no nos hacemos escuchar, no nos escucharán", enfatizó.

Recordó que los sobrecargos jubilados llevan más de un año sin recibir su pago, que era de nueve mil pesos por mes, sin embargo a partir del cese de operaciones, dicha cantidad les fue pagada en parcialidades o incluso no recibían ninguna, por lo que en la actualidad, la empresa les debe cerca de un millón de pesos, afirmó.