Frena justicia argentina desalojo de LAN de hangar de aeropuerto

La justicia argentina frenó hoy el desalojo de la aerolínea chileno-brasileña LAN de un hangar del capitalino aeropuerto Aeroparque, hasta que se defina la legalidad de la medida adoptada por la autoridad competente.

A horas de que expirara el plazo de 10 días que había puesto el Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (ORSNA) para que LAN desocupara el hangar del terminal bonaerense, la jueza Claudia Rodríguez Vidal dejó en suspenso la salida de la aerolínea.

La magistrada ordenó que el gobierno se abstenga de desalojar a LAN del hangar en Aeroparque, hasta que se defina la legalidad de la decisión tomada por el ORSNA, según informó este miércoles el portal digital del diario La Nación.

En virtud de la medida "precautelar" adoptada este miércoles por la justicia, LAN podrá continuar con sus operaciones habituales en Aeroparque, así como las actividades que se desarrollan en el hangar en disputa en el terminal aéreo.

La medida "precautelar" emitida por Rodríguez Vidal establece además un pedido al gobierno para que informe sobre la situación en los próximos cinco días.

La Nación precisó que "uno de los argumentos centrales que planteó la magistrada en su resolución es que el gobierno, a través del ORSNA, no le dio a la compañía el tiempo suficiente para plantear su posición ante la medida".

Una vez que el Estado responda a la requisitoria judicial, Rodríguez Vidal quedará en condiciones de emitir una resolución definitiva ante el pedido de amparo que había presentado LAN tras conocerse la resolución firmada por el titular del ORSNA, Gustavo Lipovich.

LAN Argentina firmó en 2008 un contrato con la concesionaria de esa terminal aérea, Aeropuertos Argentina 2000, para ocupar las instalaciones hasta julio de 2023 con un costo de 20 mil dólares mensuales, pero el ORSNA dio por "extinguido" el acuerdo.

En el hangar de LAN se realizan tareas de mantenimiento a los 10 aviones que vuelan en el país y la operación local de la aerolínea da empleo a unas mil 500 personas.

La aerolínea privada había pedido a la justicia que suspendiera la resolución del ORSNA, tras calificar la medida como un "atentado contra la industria" y parte de un "ataque sistemático" contra la compañía de capitales chilenos y brasileños.