Presentan nueva demanda antes de que renuncie alcalde de San Diego

A menos de 72 horas de que el alcalde de San Diego haga efectiva su renuncia, una madre de familia anunció que presentó una nueva demanda en la que exige un cuarto de millón de dólares porque Bob Filner la besó frente a su hijo de ocho años.

La demandante identificada por su abogado únicamente como Marylin, una mujer afroamericana de unos 35 años de edad, dijo que en un evento público en una escuela primaria al alcalde "le tomó demasiado tiempo retirar mi apellido de un gafete" que llevaba al pecho.

El alcalde luego la habría besado frente a un grupo de niños, incluido su hijo, indicó la mujer a través de su abogado, Daniel Gilleon.

Hace apenas dos días que Gilleon presentó otra demanda por medio millón de dólares en la que acusó al alcalde saliente de haber rosado con un codo el pecho de una empleada pública en Stacy McKenzie, en una reunión tipo familiar en abril pasado.

El alcalde enfrenta también otra demanda, la primera en su contra interpuesta en julio por la primera mujer que acusó Filner de Acoso sexual, Irene McCormack.

Las tres demandas son tanto contra el alcalde Filner como contra la ciudad de San Diego.

Hasta ahora una veintena de mujeres ha declarado públicamente acoso sexual por parte de Filner.

Al presentar su renuncia efectiva a partir del 30 de agosto ante el cabildo de gobierno, Filner dijo que ninguna de las acusaciones de acoso es cierta y que nadie ha demostrado ninguna de esas denuncias independientemente o en una corte.