Reformas debieron discutirse desde los 90: Guajardo Villarreal

El secretario de Economía, Ildefonso Guajardo Villarreal, aseguró que el no haber llevado a cabo las reformas estructurales en el pasado, implicó negarle la oportunidad al modelo económico de ejecutarse debidamente y observar sus beneficios.

Durante la inauguración del Foro Banorte Estrategia México 2013, comentó que los detractores que critican el actual modelo económico y piden cambiarlo, dicen que pese a las estrategias ortodoxas para lograr la estabilidad económica y colocar a México en la integración global, no se logró un óptimo crecimiento económico.

"Mi contra argumento es: señores nuca se ha dado la oportunidad de ejecutarlo como debe de ser", ya que "era necesario tomar una serie de medidas internas para hacer consistente el modelo económico, y eso requería una serie de reformas fundamentales que debimos haber hecho simultáneamente desde los 90", aseguró.

El titular de la Secretaría de Economía refirió que dichos cambios abarcan tres temas fundamentales, como la reforma en materia de competencia económica, ya que es imposible exigirle a un sector privado mexicano que compita globalmente, si no tiene condiciones de competencia en los mercados internos.

"Y esto -abundó- agrava mucho más a las pequeñas y medianas empresas de México, que deben pagar más por insumos y por transporte por falta de competencia en la economía interna. No hay manera de que puedas lograr los niveles de eficiencia en la competencia internacional en las actuales condiciones", sostuvo.

Asimismo, dijo que sin reformas en el sector energético (que debió hacerse hace 20 años) no habrá acceso a energía suficiente a precios competitivos, en comparación con los competidores globales.

Y sin reformas en el sistema educativo, no se generará la capacidad y el capital humano necesario para competir globalmente.

En ese sentido, Guajardo Villarreal comentó que inversionistas extranjeros le han expresado que el único cuello de botella que observan en el mediano plazo es la falta de capital humano para expandir sus operaciones en México.

"Hoy en día los inversionistas extranjeros lo primero que me dicen es: el único cuello de botella que vemos en el horizonte en el mediano plazo es la formación de capital humano suficiente para continuar expandiendo nuestras operaciones", reiteró.

Por ello, aseguró que en el esfuerzo de la reforma educativa va implícita la necesidad de inversión en el sector de la innovación para llevar al país a nuevos retos, por lo que es fundamental para el país.