Busca Londres protección para civiles sirios ante Consejo de Seguridad

El primer ministro David Cameron anunció hoy que Reino Unido impulsará una resolución en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU) que autorice todas las medidas necesarias para proteger a la población civil en Siria.

El anuncio llegó la tarde de este miércoles poco después de que concluyó una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad Nacional de Reino Unido, el cual respaldó por unanimidad tomar acción contra Siria por el "inaceptable" uso de armas químicas.

El proyecto de resolución se presentará este mismo día a los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU -China, Estados Unidos, Francia, Reino Unido y Rusia-, dijo Cameron y afirmó que el mundo ya no puede mantenerse al margen de lo que ocurre en Siria.

El primer ministro se reunió con los jefes de las fuerzas armadas británicas y de seguridad, así como con ministros claves del gabinete, con quienes discutió una posible acción militar, de acuerdo con reportes de la cadena pública de noticias BBC.

"Siempre hemos dicho que queremos que el Consejo de Seguridad de la ONU esté a la altura de sus responsabilidades en Siria y hoy tiene la oportunidad de hacerlo", declaró el jefe del gobierno británico a la prensa.

La propuesta de resolución condena el ataque con armas químicas por (el régimen del presidente sirio Bashar) al-Assad, añadió Cameron.

El movimiento británico coincidió con la reanudación de las investigaciones que conducen expertos de la ONU en Siria sobre el presunto ataque con gas nervioso cerca de Damasco la semana pasada, que según la oposición fue cometido por las fuerzas de al-Assad.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, indicó esta mañana que los especialistas podrían necesitar cuatro días para finalizar su investigación y que quizá requerirían un poco más de tiempo para analizar sus hallazgos.

En ese sentido, Ban pidió a los cinco países miembros permanentes del Consejo de Seguridad que actúen en conjunto, pues éste órgano debe usar su autoridad para la paz.