Baja Banamex Citi a 1.2% estimado del PIB para 2013

Grupo Financiero Banamex bajo su pronóstico de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de México de 2.0 a 1.2 por ciento para el cierre de 2013, tras los débiles resultados del primer semestre y el cambio metodológico de medición del INEGI a partir del segundo trimestre.

El coordinador de Estudios Económicos y Sociales de la institución, Eduardo Gonzalez, refiere que este cambio también obedece a que se espera una recuperación un poco más lenta en la segunda mitad del año que la prevista anteriormente.

Comenta que a partir del reporte del PIB del segundo trimestre publicado el 20 de agosto, el INEGI ha comenzado a divulgar las cifras de las cuentas nacionales utilizando al 2008 como año base en lugar de 2003.

Explica que el cambio de base implicó ajustes menores en las tasas de crecimiento anual, por ejemplo, con el nuevo año base 2008, el crecimiento del PIB en el primer trimestre de este año se ubicó en 0.6 por ciento anual, frente al 0.8 por ciento anual reportado bajo el viejo año base, mientras que la tasa trimestral anualizada, ajustada ya estacionalmente, durante el mismo trimestre fue de 0.1 por ciento, en comparación con 1.8 por ciento antes.

Además, señala, con todo, el crecimiento del PIB en el primer semestre fue menor a lo que pronosticaron los analistas y se basaban sobre las cifras reportadas con el año base 2003, que en el caso de Banamex era de 2.2 por ciento.

Mientras que el consenso fue de 2.3 por ciento, sin embargo, el resultado fue menor, al ubicarse en 1.5 por ciento.

Así, subraya, "estamos bajando nuestro pronóstico de crecimiento del PIB para 2013 a 1.2 por ciento desde 2.0 por ciento antes".

Precisa que la evaluación de la actividad económica en el primer semestre, bajo la nueva base estadística, implica que fue aún más débil de lo que se había supuesto, hecho que por sí sólo llevaría a una revisión de la previsión.

Comenta que al hacer esa revisión también se tomó en cuenta el flujo de datos disponibles para julio, los cuales sugieren que tanto la demanda local como la externa continuaron relativamente débiles en ese mes.

"Así que ahora estamos asumiendo que la recuperación de la demanda que prevemos para el tercer trimestre será ligeramente más moderada que lo antes previsto", manifiesta.

De ahí que, agrega, al considerar todos los factores señalados, ahora se estima un crecimiento anual del PIB de 0.9 por ciento para el tercer trimestre (ya sobre la base de 2008), o 4.1 por ciento trimestral anualizado y para el cuarto trimestre, reitera el pronóstico de una aceleración en el ritmo de expansión económica, a 2.1 por ciento anual y una tasa trimestral anualizada de 7.0 por ciento.

El especialista también señala que se revisa la perspectiva de crecimiento para el 2014, a 3.8 por ciento desde 4.2 por ciento antes, ante un mayor dinamismos en Estados Unidos, en particular de la producción manufacturera de ese país, tendrá sobre las exportaciones mexicanas.

Además de mantener la premisa de una demanda doméstica relativamente mejor, en particular debido a un repunte de la inversión y del consumo privado, así como a un mayor gasto público, refiere.

"No obstante, estamos también haciendo un ligero ajuste a la baja en nuestro pronóstico de crecimiento del PIB para el próximo año, debido al menor arrastre estadístico que implica la revisión del crecimiento de 2013", precisa.

No obstante reconoce que además de la actividad económica en Estados Unidos, otros factores que podrían tener un efecto sobre el estimado incluyen a una mayor inversión asociada a potenciales cambios por reformas estructurales.