Rechaza Cuba acción militar de EUA contra Siria

El líder cubano Fidel Castro y la Cancillería de Cuba advirtieron hoy sobre los peligros para el mundo de una acción militar de Estados Unidos y sus aliados de la OTAN en Siria, acusada de emplear armas químicas contra la oposición.

"No se trata simplemente de que los cohetes cruceros apunten hacia objetivos militares de Siria, sino que ese valiente país árabe, situado en el corazón de más de mil millones de musulmanes(...) ha declarado que resistirá hasta el último aliento cualquier ataque a su país", dijo Castro en una Reflexión.

El Ministerio de Relaciones Exteriores dijo en una declaración que "una agresión contra Siria provocaría gravísimas consecuencias para la ya convulsa región del Medio Oriente".

En su opinión "constituiría una flagrante violación de los principios de la Carta de Naciones Unidas y del Derecho Internacional y aumentaría los peligros para la paz y la seguridad internacionales" y abogó por una solución política.

Fidel Castro, en un artículo publicado por la prensa estatal, argumentó que los medios navales y aéreos del "imperio" (Estados Unidos) y sus aliados se preparar para "iniciar un genocidio contra los pueblos árabes".

Castro dijo que esa amenaza a "las fuerzas patrióticas de la heroica Siria" ocurre "mientras en Egipto, calificado como el corazón del mundo árabe, miles de personas son asesinadas por los autores de un grosero golpe de Estado".

Según la cadena de televisión NBC el ataque con misiles contra Siria podría lanzarse "tan pronto como este jueves", mientras el régimen de Damasco retó a la comunidad internacional a presentar "cualquier prueba" que demuestre el uso de armas químicas por el ejército sirio.

La declaración de la cancillería cubana condena "cualquier uso de armas químicas y otras de exterminio en masa".

Aseguró que Cuba "está firmemente comprometida con la Convención sobre la Prohibición del Desarrollo, la Producción, el Almacenamiento y el Empleo de Armas Químicas y sobre su Destrucción y con el estricto cumplimiento de sus disposiciones".

Sin embargo, consideró que "la información disponible sobre la crisis en Siria es fragmentada, imprecisa y objeto de frecuente manipulación", y recordó que Damascó autorizó a la Misión de Investigación de la ONU comprobar el presunto uso de armas químicas en ese país.