Carece 20% de adultos mayores de apoyo gubernamental en Campeche

En Campeche se estima que el 20 por ciento de la población de adultos mayores con incidencia en las comunidades rurales no cuentan con ningún apoyo gubernamental.

El resto tienen seguridad social o se benefician con programas de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) o del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), en tanto que otros reciben atención en el hogar de ancianos.

Pese que Campeche cuenta con una Ley de Protección de Adultos Mayores, para la presidenta de la Comisión de Grupos Vulnerables del Congreso del Estado, Yolanda Montalvo López, aún falta mucho por hacer, no sólo en Campeche sino en todo el país.

Refirió que esta ley tiene como finalidad establecer medidas para proteger a los adultos mayores, a efecto de contribuir a su correcta integración social y superar las condiciones que les impidan su desarrollo integral, para mejorar su nivel de vida y facilitar el disfrute de bienes y servicios a que tienen derecho.

El problema, dijo, es que prácticamente terminan su vida útil para las empresas, y pocos quieren jubilarse, porque la pensión que reciben es poco, en ocasiones menos del salario mínimo.

Según Consejo Estatal de la población, en Campeche residen 67 mil 879 adultos mayores, lo que representa 8.3 por ciento de la población total, y se ha detectado que de las personas de 60 años y más, el 10.7 por ciento viven solas por situaciones de viudez y son susceptibles de enfermedades cardiovasculares.

Por su parte, el delegado de la Sedesol, Carlos Oznerol Pacheco Castro, dijo que el gobierno federal ha diseñado un programa de apoyo para los adultos mayores, denominado 70 y más, pero a partir de este año, se ha reducido a 65 años para acceder a este beneficio.

Admitió que el monto del apoyo es poco, equivale a 525 pesos mensuales que se entregan de manera bimestral. Actualmente en Campeche se beneficia a 12 mil y el padrón pudiera incrementarse hasta 30 mil en las próximas semanas, cuando se inicie la captación.

Detalló que para acceder a este programa, el principal requisito es haber cumplido 65 años, no recibir ingresos por concepto de jubilación o pensión de tipo contributivo del IMSS, ISSSTE, Pemex, u otro tipo de pago estatal.

En tanto, el delegado del Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (Inapam), Daniel Barreda Puga, dijo que no se tiene un padrón exacto de los adultos mayores, aunque se calcula en 67 mil según el censo poblacional, por lo que han iniciado trabajos de identificación y depuración del padrón.

Exhortó a la personas que cumplan 60 años acudir al Inapam para tramitar su tarjeta, que además de servirles de identificación, pueden acceder a descuentos, como parte de un convenio nacional con las empresas y prestadores de servicios.

Aceptó que aún existe rezago hacia este segmento de la población, y mencionó que la principal queja es contra de los choferes de las unidades de transporte público, ya que en ocasiones no dan paradas, porque saben que tienen el 50 por ciento de descuento.

Agregó que este es un problema recurrente, ya que los operadores siguen siendo groseros, no les dan parada, no les respetan la tarjeta, y tienen que soportar toda clase de maltratos.

Por ello, el funcionario pidió a las empresas transportistas capacitar a sus operadores en el trato de los adultos mayores, porque por ley está prohibido maltratarlo y los choferes de transporte público deben darle un trato digno y amable.