Desea vigilancia privada apoyar lucha contra inseguridad en Venezuela

Mil 600 vigilantes privados están dispuestos a cooperar con el gobierno en la lucha contra la inseguridad personal, flagelo que cada día se acentúa más en Venezuela, informó hoy el dirigente gremial Carlos Figueroa.

"La inseguridad es un problema social y por tanto una responsabilidad de todos, de allí que hayamos tomado tal decisión", precisó el secretario general de la Federación de Sindicatos de Vigilancia Privada (Fesivipri).

Figueroa, en diálogo con Notimex, destacó que los vigilantes privados cumplen funciones en todos los sectores de la ciudad y podrían ser de gran ayuda para las policías gubernamentales que tiene limitaciones para dar cobertura a toda la urbe.

"En más de una oportunidad los vigilantes privados han avisado a las autoridades policiales sobre el desarrollo de hechos delictivos, situaciones de violencia o conductas sospechosas, lo cual ha contribuido a preservar la vida de muchos ciudadanos", destacó.

El sindicalista sentenció que por ese motivo, entre muchos más, los vigilantes privados deben ser designados auxiliares de la autoridad policial, para contribuir a reforzar labores de prevención de la policía y a reducir el número de delitos que se cometen en el país.

"Son mil 600 vigilantes, es decir mil 600 pares de ojos que estarían vigilando la ciudad, cuya eficiencia sería sin duda alguna muy superior a las de 10 mil cámaras chinas de video que el gobierno piensa colocar en Caracas", acotó Figueroa.

Aclaró que no se trata de convertir a los vigilantes en policías, ya que estos continuarán ejerciendo las funciones que le son propias (el resguardo de bienes), solo que en el caso que nos ocupa estarían dando apoyo a las diferentes policías en su accionar.

Dijo que "las policías de Caracas y de los estados serían entonces las encargadas de controlar el orden público, ya que las funciones de los vigilantes privados están muy bien definidas e involucra aquellos aspectos que tienen que ver más con la prevención".

Advirtió que la profesión de policía en Venezuela no es llamativa, por lo que solo existen en todo el país unos 60 mil uniformados.

"Es decir hay un déficit de 60 mil más, por ello las rondas policiales en las ciudades fueron sustituidas por puros puntos de control", denunció.