Divide a alemanes posible intervención militar en Siria

La posible acción militar de varios países contra el régimen de Bashar al Assad en Siria polariza las opiniones en Alemania a un mes de las elecciones federales.

Políticos cercanos a la canciller federal, Angela Merker, se expresaron a favor de una iniciativa militar también sin el apoyo de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

El político conservador Ruprecht Polenz, presidente de la comisión de Exteriores en el Parlamento alemán, se expresó esta mañana a favor de una intervención, más allá del veto de Rusia en el Consejo de Seguridad de la ONU.

Según Polenz, la utilización de armas químicas contra la población sería una "una ruptura brutal y grave de un tabú, que no puede quedarse sin consecuencias".

En una entrevista con el diario Handelsblatt explicó que si "el Consejo de Seguridad de la ONU no sacase consecuencias debido al bloque de potencias con derecho de veto, entonces la comunidad internacional sería de todas formas llamada a intervenir".

En este caso, según Polenz, el principio previsto por las Naciones Unidas de la así llamada "responsabilidad de proteger" (RdP), el que apunta a prevenir genocidios, ofrecería el marco legal necesario.

Para el ministro del Desarrollo, el liberal Dirk Niebel, "una resolución de las Naciones Unidas no es indispensable, en el caso de que la comunidad internacional decida intervenir".

Esto se debe a que, en el caso de Siria, "se trata claramente de una violación de los derechos humanos que legitimaría una intervención". Niebel aseguró, sin embargo, que Alemania no participará en dicha intervención.

Hay sin embargo diferencias de visiones también entre el partido de Merkel, donde el portavoz en el parlamento, Philipp Missfelder, dijo que Alemania solo se puede mover "en el marco de la OTAN, la ONU o la Unión Europea" y este no es el caso.

Missfelder se dijo todavía convencido de la posibilidad de una solución política y diplomática a la emergencia en Siria.

A medida de que el tema de Siria se convirtió en un asunto de campaña electoral en Alemania, el candidato de la oposición Peer Steinbrück puso el acento en el tema de los refugiados.

En una entrevista publicada esta mañana por el Stuttgarter Zeitung, Steinbrück invitó a los municipios y las ciudades del país a acoger a los refugiados sirios.

Hasta ahora llegaron a Alemania tan sólo cuatro mil 500 refugiados sirios. "Frente a estos números, seguro no se puede decir que Alemania ha agotado a su máximas capacidades de acogida", dijo el candidato socialdemócrata.

Anteriormente, Steinbrück se había expresado en contra de una intervención en el país, en particular debido al caos que reina alrededor de las distintas partes en el conflicto.

Según encuestas del instituto Forsa, más de dos tercios de los alemanes están en contra de una intervención militar, el 69 por ciento. Mientras que sólo el 23 por ciento se expresó a favor.