Piden postura autocrítica ante violencia contra migrantes

La muerte de migrantes por el descarrilamiento del tren denominado "La Bestia" es sólo una simple representación de la violencia que se ejerce contra ese grupo de la población, consideró el académico Javier Urbano Reyes.

El coordinador del Programa de Asuntos Migratorios de la Universidad Iberoamericana (UIA) recalcó que la nota no puede ni debe ser sólo la muerte de estos seres humanos, sino que los medios de comunicación y los políticos, entre otros personajes, deben asumir una actitud autocrítica.

En el análisis que realiza sobre el caso, el profesor del Departamento de Estudios Internacionales, indicó que la responsabilidad de esas muertes no es sólo de la probada incompetencia, corrupción, indiferencia de la autoridad mexicana.

"La responsabilidad es de Centroamérica, que no ha podido o no ha sabido retener a su pueblo por la vía del desarrollo y sí los ha expulsado por la violencia, el narco y la pobreza", expuso.

La culpa, agregó, también es de Estados Unidos, que sabiendo que la migración es una necesidad estructural persiste en diseñar su política migratoria mirando de reojo su rentabilidad político-electoral.

Sin embargo, advirtió que la culpa "es también de un sistema global que privatiza las ganancias y socializa las pérdidas".

En un comunicado, expuso que "la simple enumeración" de los delitos que se comenten contra los migrantes "rebasa el diccionario, pero el más grave -aseguró- es la indiferencia, porque tras de ese sentimiento se esconde el desprecio.

Remató al señalar que "no son seis, no son siete, no son cien, los mutilados, las violadas, los extorsionados, las secuestradas y tratadas se cuentan por miles cada año".

"Estamos avergonzados, indignados, profundamente conmovidos. Una vez más y hasta donde sea necesario: ya basta de tantas muertes, ya basta de tanta sangre de migrantes", concluyó.