CDHDF llama al diálogo para arreglar conflicto magisterial

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) rechazó las acciones que "generen un clima de crispación y violencia", y llamó al diálogo entre las partes relacionadas con las manifestaciones y protestas de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en la ciudad de México.

Refirió en un comunicado, que el conflicto magisterial que se desarrolla en los últimos días no puede ni debe exceder los límites de la legalidad en los derechos a la libre expresión y reunión, ni en los actos de autoridad para resolver sus efectos colaterales.

"Las y los integrantes de la CNTE tienen sin duda derecho a manifestarse y a expresarse libremente y la CDHDF debe ser garante de ello, sin embargo esta comisión no puede ser omisa ante las múltiples afectaciones que el ejercicio de este derecho implica para las y los habitantes de la ciudad de México", expuso.

La comisión recordó que al no ser absolutos los derechos a la protesta y manifestación, solicitó en días pasados al gobierno capitalino implementar medidas precautorias para priorizar los métodos de "disuasión, sensibilización y diálogo para fomentar la tolerancia y respeto entre los habitantes ante el conflicto magisterial".

Indicó además que este organismo no se opone al uso legítimo de la fuerza, mismo que de ser necesario, deberá emplearse de acuerdo a los principios de "racionalidad, congruencia y proporcionalidad".

Por ello, la CDHDF exhortó a los gobiernos federal y de la ciudad de México, así como al Congreso de la Unión a que en conjunto con el movimiento magisterial, muestren voluntad política y resuelvan a la brevedad el conflicto.

Mientras que a los líderes docentes la Comisión de Derechos Humanos local los conminó a tener sensibilidad sobre la magnitud y cantidad de las implicaciones que el ejercicio de sus derechos genera en los habitantes de la capital del país.