Amenaza desaceleración a instrumentos respaldados por hipotecas: S&P

La reducción sustancial en el crecimiento económico de México desde el segundo semestre de 2012 podría dificultar que se extienda la recuperación observada en el desempeño de los instrumentos respaldados por hipotecas residenciales (RMBS) en el país, afirmó Standard & Poor's (S&P).

En su publicación semestral, apuntó que el mercado mexicano de RMBS había logrado estabilizar los niveles de morosidad en el primer semestre de 2013 y, por primera vez desde que S&P empezó a calificar estos instrumentos, las alzas de calificación superaron a las bajas.

Asimismo, refirió, las transacciones originadas y administradas por las entidades públicas de vivienda presentaron un desempeño sólido y las bursatilizaciones privadas mostraron una estabilización en su desempeño.

"Sin embargo, de persistir la debilidad en la economía observada durante el segundo semestre de 2012 y el primer semestre de 2013, esta recuperación podría verse amenazada", dijo el director de Calificaciones de Financiamiento Estructurado, Mauricio Tello.

Expuso que la economía mexicana se desaceleró significativamente en el primer semestre de 2013, pero S&P espera que la tasa de crecimiento de México suba nuevamente durante el segundo semestre, debido a la mejoría en la economía de Estados Unidos.

Sin embargo, precisó, actualmente considera que el crecimiento anual de México para todo 2013 será de sólo 2.6 por ciento, significativamente más bajo que el de 2012 de 3.9 por ciento y de la proyección anterior de la calificadora de 3.2 por ciento para este año.

Incluso, el pronóstico más actualizado de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) es de un crecimiento de sólo 1.8 por ciento para todo el año, y otros participantes del mercado son aún más pesimistas, añadió.

El reporte de S&P agrega que en términos de nuevas emisiones de RMBS mexicanos, se observa una disminución de 25 por ciento respecto al año pasado, debido a que los dos emisores más grandes del mercado, Infonavit y Fovissste, han desacelerado su ritmo de bursatilizaciones.

Del lado positivo, BBVA Bancomer fue el primer originador privado que regresó al mercado desde 2009, lo que podría preparar el camino para que otros lo sigan.

"En general, el Índice de RMBS Mexicanos, que agrega información de todos los originadores, sugiere que los incumplimientos han empezado a estabilizarse en los últimos meses", agregó Tello.