Organizaciones civiles urgen a concretar transformación policíaca

Representantes de organizaciones civiles solicitaron al Consejo Nacional de Seguridad Pública (CNSP) concretar la transformación de la policía, como un elemento trascendental dentro de la cadena de justicia, que debe ser eficaz para lograr una transformación en el sistema de justicia penal.

Durante la XXXIV Sesión de este Consejo, celebrada en el Salón Adolfo López Mateos de la residencia oficial de Los Pinos, el presidente de México SOS, Alejandro Martí, consideró que los resultados en relación al mejoramiento de la policía han sido precarios.

Reiteró la necesidad de homologar a la policía de las 32 entidades, en el salario, prestaciones laborales, acuerdos que corresponden a la sesión del Consejo celebrada el 2 de agosto de 2012, así como de los mandos únicos, sin lo cual "no podemos seguir adelante".

En la sesión encabezada por el presidente Enrique Peña Nieto, el activista llamó a que se informe a las organizaciones qué ha ocurrido con el Plan Nacional de Capacitación.

Dicho plan, recordó, está basado en el nuevo sistema de justicia penal, que impulsará el desarrollo de habilidades de investigación y operación de las policías, acordado el 17 de diciembre pasado.

"Necesitamos concretar una policía que tenga un mismo modelo a nivel nacional, una homologación de salarios y un mismo principio", enfatizó, aunque reconoció que de los 440 mil uniformados del país, los 34 mil de la Policía Federal son un ejemplo de superación y "es un orgullo que se esté dando".

No obstante, dijo que el trabajo de replicación de este modelo y el trabajo individual en cada sección de la policía a nivel estatal está rezagado, pero que "es fundamental para que la reforma penal en el momento de su implementación realmente funcione".

"Si no tenemos esa base, tendremos el grave riesgo de continuar con la impunidad en el país, y ni el sistema anterior, ni el inquisitorio ni el acusatorio funcionarán si hoy no ponemos el esfuerzo", dijo ante el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong y mandatarios estatales.

A su vez, la presidenta de la organización Causa en Común, María Elena Morera, opinó que "conseguir un país seguro y en paz depende en gran medida del fortalecimiento de las instituciones policiales, por tanto ese tendrá que ser un eje estratégico del Estado mexicano".

"Las instituciones policiales que tenemos no son las que queremos, sin embargo hemos avanzado y reconocerlo es importante", apuntó durante la sesión en la que por primera vez los representantes de cinco organizaciones sociales son miembros permanentes del Consejo Nacional de Seguridad Pública.

Resaltó que para tener una policía diferente no es suficiente avanzar en el control de confianza, si no hay un avance en las evaluaciones de conocimiento y desempeño, pues "podemos tener policías confiables pero no profesionales y no es suficiente que sean confiables si la institución no lo es ni para ellos ni para nosotros".

Ambos activistas reconocieron que incluir a las organizaciones civiles en las mesas del Consejo Nacional de Seguridad Pública es un paso importante en la democracia mexicana, para que la sociedad participe en todos los asuntos importantes para el país.