Propone PAN actuar en marchas cuando afecten a terceros

La senadora panista Mariana Gómez del Campo Gurza adelantó que en los próximos días presentará una propuesta para regular las marchas, que permitiría la aplicación de esquemas de actuación ante escenarios distintos.

La también secretaria de la Comisión del Distrito Federal en el Senado de la República detalló que esa iniciativa prevé formas de actuar de las autoridades ante situaciones como tumultos, violencia, tenencia de armas o violación de disposiciones penales.

También dijo que espera que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) tomé cartas en el asunto de la queja que panistas presentaron ante el organismo por las movilizaciones de la disidencia magisterial pues, señaló, representa la voz de miles de capitalinos que han resultado afectados y exigen respeto a sus derechos.

La legisladora recordó que diputados y senadores panistas presentaron una queja ante el organismo defensor contra los gobiernos capitalino y federal por omisión ante el plantón y las manifestaciones de la disidencia magisterial.

"Solicitamos a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos que se investigue los hechos antes mencionados, que pueden constituir delitos del fuero común y del fuero federal, incluso faltas administrativas que dejaron de cumplir las autoridades por no mantener las condiciones de orden y seguridad pública".

Gómez del Campo Gurza confió que, de igual manera, el organismo emitirá en su oportunidad una resolución tendiente a aclarar el alcance de la responsabilidad en que incurrió cada una de las autoridades antes mencionadas.

Aseveró que la seguridad pública en el Distrito Federal implica facultades concurrentes para los dos órdenes de gobierno, por lo que no permitirán que las autoridades se laven las manos luego de que las movilizaciones de los manifestantes causaron severos daños como el cierre de vialidades, actos vandálicos y destrucción de inmuebles.

Indicó que de acuerdo con la Cámara Nacional del Comercio en Pequeño en el DF (Canacope), los bloqueos del viernes causaron pérdidas estimadas en 400 millones de pesos y de miles de horas-hombre, además de que algunos negocios vieron afectadas sus ventas hasta en 87 por ciento.

"No podemos darnos el lujo de que encima del caos que provocan unos cuantos pseudomaestros, que representan menos de uno por ciento del magisterio en el país, tengamos que tolerar la incapacidad de las autoridades", añadió.