Rescata Profepa cocodrilo en Campeche

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) rescató un cocodrilo de la especie (Crocodylus moreletii), el cual apareció en la zona urbana del municipio de Campeche, Campeche.

Precisó que al atender denuncias ciudadanas, personal de la dependencia acudió a la comunidad de Chiná, en esa entidad, donde observó la presencia de un cocodrilo de 1.20 metros de longitud, por lo que se procedió a su captura.

"Esta acción se llevó a cabo con el apoyo del Departamento de Bomberos de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Civil, ambos del estado de Campeche", detalló la dependencia en un comunicado.

En este contexto dio a conocer que biólogos de la Profepa en la entidad realizaron un chequeo inmediato del ejemplar de Crocodylus moreletii, el cual estaba en buenas condiciones físicas y de salud.

De esta forma, los funcionarios federales procedieron a liberarlo dentro de un cuerpo de agua, ubicado en el perímetro del Área Natural Protegida (ANP) "Biósfera de Los Petenes", cerca de la comunidad Hampolol.

En tanto, de manera precautoria, la Profepa aseguró a cuatro ejemplares salvajes de Pecaríes de Collar (Tayassu tajacu), que afectaban plantaciones de las áreas agrícolas "La Loma" y "Ojo de Agua" en el municipio de Tepeji del Río de Ocampo, Hidalgo.

Al responder a un reporte telefónico, especialistas de la Profepa en esa entidad, recogieron a los animales que fueron capturados por personal del H. Cuerpo de Bomberos de Tepeji del Río y de Protección Civil, quienes dieron aviso a esta Procuraduría para su aseguramiento.

Los cuatro ejemplares de Pecaríes de Collar fueron llevados a las instalaciones del Zoológico "Tuzoofari",ubicado en el municipio de Epazoyucan, Hidalgo, donde quedaron en depositaría de manera temporal.

Personal de la Profepa emprendió una "rápida investigación" para determinar si los animales cuentan con algún dueño, por lo que se conoció que pertenecen a un particular y se evocará a su localización para llevar a cabo las actuaciones correspondientes.

La especie Tayassu tajacu está enlistada en la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010, en la categoría de Peligro de Extinción; además, es un especie no endémica, es decir, su ámbito de distribución natural no se encuentra circunscrito territorio Nacional.

Los pecaríes poseen un hocico que termina en un disco cartilaginoso, y ojos pequeños en relación al tamaño de su cabeza; son animales medianos, suelen medir entre 90 y 130 cm de largo, indicó.

En otra acción de la Profepa, en el estado de Jalisco aseguró 27 animales silvestres que estaban en cautiverio en una casa-habitación, en el municipio de Tlajomulco de Zúñiga, los cuales no contaban con documentación que acreditara su legal procedencia.

Agregó que los ejemplares de fauna silvestre contaban con un buen estado físico aparente.

Inspectores de la dependencia federal aseguraron dos águilas cola roja (Buteo jamaicensis), un águila cola blanca (Buteo albicaudatus), una águililla gris (Buteo nitidus), dos loros frente lila (Amazona finschi), un mapache (Procyon lotor), un tejón (Nasua narica).

También tres urracas (Callocita collei), cinco tordos pecho amarillo (Xantocephalus xantocephalus), dos tordos sargento (Agelaius phoeniceus), dos mulatos (Melanotis caerulescens), cinco codornices (Callipepla californica) y dos charas verdes (Cyanocorax yncas).