Se redujo el número de homicidios en un semestre: Peña Nieto

A la fecha se ha logrado la captura de 62 de los 122 delincuentes más buscados en el país y en el periodo de diciembre de 2012 a julio de este año se redujo en 20 por ciento el número de homicidios, respecto al lapso anterior, dio a conocer el presidente Enrique Peña Nieto.

Al encabezar la 34 sesión del Consejo Nacional de Seguridad Pública en la residencia oficial de Los Pinos, destacó que pese a los buenos resultados, el Estado mexicano mantendrá los esfuerzos en la atención del delito y la violencia.

"Queremos que México sea un país de paz y que el esfuerzo compartido entre autoridades y la sociedad civil dé los frutos esperados", expresó el mandatario.

Peña Nieto recordó los 10 elementos más importantes en materia de seguridad pública: prevención del delito y reconstrucción del tejido social, justicia penal eficaz, profesionalización y fortalecimiento de los cuerpos de policía, transformación del sistema penitenciario, promoción y articulación de la participación ciudadana.

También, dijo, la cooperación internacional, información que sirva al ciudadano, coordinación entre autoridades, regionalización y fortalecimiento de la inteligencia.

Ante los gobernadores y funcionarios que integran el Consejo Nacional de Seguridad Pública, refirió que de diciembre de 2012 a julio del presente año se redujo el número de homicidios vinculados con delitos federales, con respecto al mismo lapso del año anterior.

El jefe del Ejecutivo federal explicó que este avance ha sido más notorio en las regiones y ciudades más violentas, en donde se ha concentrado la acción del Estado mexicano.

A pesar de lo significativo y alentador de estas cifras, aclaró que "son los primeros resultados, pero en cualquier caso, el Gobierno de la República no caerá en triunfalismos y en autoelogios".

Por ello, refrendó que como presidente de la República, aun cuando estas tendencias continúen y son alentadoras, el Estado mexicano mantendrá los esfuerzos institucionales en la atención del delito y la violencia.

En su discurso, insistió que en esta reducción en el número de homicidios se ha logrado con la aplicación de la ley y priorizando la detención de los integrantes de los grupos criminales más violentos del país.

Peña Nieto resaltó que la fuerza del Estado no debe medirse solamente por su poder de "fuego", sino por su capacidad de aplicar la ley con la menor violencia posible, para ello, insistió, es indispensable contar con inteligencia eficaz.

Reconoció la voluntad de los gobernadores y del jefe de gobierno del Distrito Federal en materia de seguridad, alcanzados durante la sesión de este día.

Al mismo tiempo llamó a difundir y socializar el decálogo de la nueva política en materia de seguridad para que los ciudadanos reconozcan qué se está haciendo en la materia.

El primer mandatario explicó cada uno de los 10 puntos: prevención del delito y reconstrucción del tejido social, justicia penal eficaz, profesionalización y fortalecimiento de los cuerpos policiacos, en donde se incluye la Gendarmería; transformación del sistema penitenciario.

También promoción y articulación de la participación ciudadana, cooperación internacional, información que sirva a los ciudadanos, coordinación entre autoridades, regionalización y fortalecimiento de la inteligencia.

Además, reconoció las labores del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) y su fusión de inteligencia que comparte la información de una manera ordenada entre las dependencias para mejorar los resultados.

Destacó también la labor eficaz de las secretarías de Gobernación, Defensa Nacional, Marina y la Procuraduría General de la República para lograr esta fusión de la información.

El primer mandatario expuso que como resultado de esta política en materia de seguridad, de diciembre a julio del presente año, se ha capturado a 62 de los 122 presuntos delincuentes más buscados para que ya no sean una amenaza para la sociedad y en la mayoría de los casos se ha logrado sin disparar ningún solo tiro.

Ello, insistió, precisamente porque hoy se tiene mayor uso e intercambio de inteligencia entre las distintas corporaciones, incluyendo no sólo del área de la Procuraduría General de la República (PGR) sino a las autoridades estatales.

Puntualizó que la seguridad de los mexicanos ocupa un lugar prioritario en la agenda nacional, por lo que estos nueve meses de su administración se han enfocado a realizar los cambios y ajustes necesarios a nivel institucional para brindar mayores resultados a la población.

En el salón Adolfo López Mateos, Peña Nieto convocó a los gobernadores a concretar en los hechos, en sus respectivas entidades, lo acordado en el Consejo Nacional de Seguridad.

El presidente sostuvo que la Gendarmería Nacional va hacia adelante y se habrá de concentrar como una nueva división de la Policía Federal. La corporación estará conformada por elementos civiles con formación militar y policial, además tendrá capacidades para la investigación, pues será una de las tareas relevantes, concluyó.