Acercan a bebés al teatro con obra de marionetas

El Teatro Benito Juárez de la ciudad de México recibirá del 21 de septiembre al 13 de octubre próximos al montaje "¿Qué es?", obra dedicada a la infancia, a menores de dos a cinco años, pero también bebés, se informó hoy aquí.

En conferencia de prensa ofrecida en el mismo recinto, la autora de la obra, Amaranta Leyva, explicó que la propuesta escénica, a cargo de Marionetas de la Esquina, es un espectáculo para toda la familia, especialmente dirigido a los más chiquitos e incluso los bebés.

Detalló que se trata "como una adivinanza escénica, porque sin palabras y solamente con música cuatro comensales que llegan a un lugar a comer empiezan a jugar con los objetos del restaurante, como un mantel, platos y cubiertos, esperando a que les sirva el mesero".

Añadió que esta espera puede ser corta o larga para los pequeños, y sería lo primero si se ponen a jugar, por lo que los personajes lo hacen con los objetos y así aparece un personaje que nadie sabe qué es.

"Entonces este personaje lo que hace es comer todo lo que ve, que es una metáfora de lo que los niños pequeños hacen cuando son bebés y todavía no pueden hablar y todo se lo quieren comer con sus ojos y los sentidos", afirmó.

Destacó que este proyecto nació de una investigación realizando por especialistas de ciencias cognitivas, la cual estudia la percepción, los pensamientos y el lenguaje del ser humano.

Subrayó que el espectáculo dirigido por Lourdes Pérez Gay y Claudio Hochman es para toda la familia, especialmente para los más pequeños, por lo que podríamos "ver en la sala una concentración poco usual en bebés y hasta de tres años de edad".

Según información de la obra, bajo el mundo de las marionetas se desarrolla una historia en la que un mesero da servicio a cuatro comensales, quienes presencian el nacimiento de un bebé. Nadie sabe de dónde vino pero tiene una peculiaridad: come todo lo que encuentra a su paso.

Darío Álvarez, Priscila Morales, Laura Hernández, José Luis Juárez y Rafael Quijano son los encargados de crear el divertido relato, con música original de Simón Bellefleur, escenografía de Víctor Hugo Núñez e iluminación a cargo de Emiliano Leyva.