Considera Mónica Sánchez Navarro que aún está retomando su carrera

Aunque Mónica Sánchez Navarro volvió a la televisión en 2012 con la telenovela "Qué bonito amor", la primera actriz mexicana considera que aún está en la etapa de retomar su carrera.

"La realidad es que todavía hay mucha gente que ni siquiera sabe que he regresado", dijo en entrevista con Notimex, esta destacada actriz, hija de Manolo Fábregas, el legendario actor y productor de teatro.

Y es que la actriz de célebres telenovelas mexicanas como "Una mujer marcada", "Juegos del destino" y "Principesa", estuvo retirada durante 26 años para realizar su principal papel: El de ser madre de tres hijos.

Pero la inesperada muerte de su esposo hace tres años cuando vivía en San Diego le cambió el destino, para luego irse a vivir a Los Ángeles, y desde ahí vislumbrar su regreso tras recibir una llamada de Televisa, para trabajar en el elenco de "Qué bonito amor".

Ahora con un espíritu renovado, Sánchez Navarro se encuentra viviendo en Miami y por primera vez realizando una telenovela en Estados Unidos: "Dama y obrero", una producción de la cadena hispana Telemundo.

"Son ya 26 años de vivir en Estados Unidos, pero es mi primer telenovela acá, es una experiencia bella trabajar con hispanos de tantos lugares. Es una mezcla linda de latinos", explicó.

En la telenovela, la primera actriz da vida a "Margarita" una mujer muy valiente y fuerte, en una trama donde el tema "es muy bonito porque es una madre que adopta al hijo de la hermana y sale adelante".

En la historia, Sánchez Navarro alterna junto a Ana Layevska y José Luis Reséndez. La novela lleva grabados 60 capítulos y se rumora que podría concluir sus grabaciones para mediados de noviembre.

Asimismo, Sánchez Navarro, cuyos inicios fueron en el teatro en México con la exitosa obra "El diluvio que viene", dijo que el teatro mexicano está entre los mejores del mundo comparable con el que se hace en Broadway y España y que le gustaría volver a trabajar en ese sector incluso en Europa.