Preocupa a productores destrucción de plantas de maguey

En las tres últimas décadas los depredadores están terminando con la planta del maguey, lo que preocupa en el estado de Hidalgo, señaló Constantino Vargas, productor de agave en este municipio.

"La planta se está acabando debido a la destrucción, el robo va de 100 a 200, incluso hasta 500 diarias que son destruidas y no vuelven a recuperarse", precisó.

Lamentó que al paso que va esta deforestación, habrá generaciones que no conozcan lo que es un maguey, "al parecer no hay autoridad que los detenga y evitar esta ruina, los "mixioteros" son quienes arrasan con ello".

Pide que la ley sea más severa con los depredadores, debido a que una planta tarda entre 7 y 8 años para crecer, y la pérdida es elevada, "la mayoría de quienes durante décadas se dedicaban a esta actividad agrícola, ya no quieren seguir y han decidido dedicarse a otra cosa".

Para Juan Olmedo, otro productor, hay el interés de crear nuevos viveros para conservar esta actividad, en promedio con dos hectáreas es inicio para preservar esta planta.

De acuerdo a la ley de Protección al Maguey para el estado de Hidalgo, las multas van de los 20 a 5 mil salarios mínimos a quien utilice y explote indiscriminadamente la planta y en algunos casos el castigo será la cárcel.

De los 84 municipios hidalguenses, 51 se dedican a alguna actividad relacionada con la explotación el maguey, planta que en la actualidad es el sustento de 10 mil familias en Hidalgo.