Necesarias, legitimidad y autoridad moral para legislar: Arroyo Vieyra

El presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Francisco Arroyo, expuso que para legislar no basta el poder que deviene de la Constitución y los códigos electorales, sino que hace falta estar legitimados, tener la razón y también autoridad moral.

Al hablar durante la firma del convenio de coedición entre la Cámara de Diputados y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (PTEPJF), señaló que la norma de derecho es una norma de moral social provista de sanción política.

Arroyo Vieyra aseveró que México es un país muy joven y que la interminable búsqueda por la democracia y su normalidad en la nación es incesante.

"Cada vez que llegamos a un estadio, queremos uno distinto que nunca colma la felicidad de quienes hacen política o del pueblo mexicano, sus instituciones, y las quieren perfeccionar al infinito. A lo mejor como la mortaja de Amaranta: las estamos construyendo de día y destruyendo de noche", comentó.

Una fórmula para entender que la democracia es un medio y no un fin, subrayó el legislador del Partido Revolucionario Institucional (PRI), es la educación sobre la normalidad democrática.

Al respecto lamentó que la educación y la cultura del fomento de los valores de la normalidad democrática y los textos que de esto se ocupan no tienen mucho éxito comercial, no son precisamente "una novela de Corín Tellado".

Durante el acto en el Palacio Legislativo de San Lázaro, manifestó que el libro que coeditarán el TEPJF y la Cámara de Diputados da fe de la interminable búsqueda del pueblo mexicano por la democracia y el perfeccionamiento de las instituciones.

Asimismo indicó que para esta cámara es un privilegio trabajar en proyectos conjuntos con la Sala Superior del TEPJF y reconoció la vocación democrática e imparcialidad de sus magistrados, quienes dan autoridad moral a los legisladores mediante el proceso de legitimación de las elecciones.

El magistrado presidente del máximo órgano jurisdiccional en materia electoral, José Alejandro Luna Ramos, comentó a su vez que la firma de este convenio de coedición fortalecerá la relación interinstitucional, la difusión y la expansión de la cultura democrática.

Detalló que el libro "México y las Cortes españolas (1810-1822). Ocho ensayos" ayuda a identificar el origen del régimen constitucional en México "desde enfoques novedosos", como explica la doctora Nettie Lee Benson en la introducción de la obra.

En su oportunidad el magistrado Manuel González Oropeza, testigo de honor del convenio, explicó que este libro "es la primera historia de una elección constitucional en México, y esa es su importancia".

Detalló que esta obra es producto de una investigación que se realizó para saber cómo se llevaron a cabo las primeras elecciones en México, en 1809, con el fin de designar a los diputados que representaron al país en las Cortes de Cádiz, España.

Durante el acto el director general del Centro de Estudios de Derecho e Investigaciones Parlamentarias, Sami David David, quien también firmó como testigo, señaló que el objetivo de este convenio interinstitucional es difundir la investigación científica a través de la coedición de obras.

Añadió que el esfuerzo editorial permitirá garantizar la calidad de la publicación y facilitar que se formen criterios objetivos sobre los asuntos que afectan la vida política del país.

Asimismo el secretario general de la Cámara de Diputados, Mauricio Farah Gebara, consideró que ante la cercanía de la conmemoración del centenario de la Constitución de 1917, la firma de este convenio ofrece una oportunidad para reflexionar en torno a la Carta Magna.

"Tanto sus disposiciones que han normado la vida de varias generaciones de mexicanos, como sus valores, bandera de nuestro pueblo para luchar por la paz, la equidad y la justicia, merecen ser pensados", afirmó el legislador priista.