Profepa aplica operativo nacional Playa en Regla

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) aplicó "exitosamente" el Operativo Nacional Playa en Regla, establecido en el verano 2013, en 264 playas turísticas de los 17 estados costeros del país.

El objetivo del operativo en donde participaron 180 inspectores federales de la dependencia fue garantizar que los mexicanos pudieran tener acceso libre a las playas y transitar por éstas, así como salvaguardar el capital natural del país.

De acuerdo con un comunicado de la dependencia federal, se hicieron 371 recorridos de vigilancia, un total de 933 kilómetros del litoral mexicano (8.5 por ciento del total de litoral).

Los problemas detectados fueron la presencia de comercio ambulante sin autorización; la obstrucción ilegal de libre tránsito y acceso a las playas; así como la realización de obras y actividades sin permiso de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

En este marco, se logró el aseguramiento de 11 ejemplares de vida silvestre en Guerrero y Sonora (dos cocodrilos, ocho iguanas y un tejón) con los que se comercializaba sin contar con la autorización correspondiente.

Así, durante los recorridos se advirtió la realización de obras sin contar con autorización, por lo que se ejecutaron dos clausuras de obras que se efectuaban en ecosistemas costeros.

La Profepa destacó que la participación de la sociedad y de los comerciantes fue favorable, por lo que sólo se puso a disposición del Ministerio Público a una persona por uso y aprovechamiento de bienes de la nación sin autorización.

La misión de la Profepa, precisó el texto, es que toda actividad como la renta y operación de vehículos (motoesquíes, cuatrimotos, ultraligeros y caballos), el comercio fijo (restaurantes), semifijo (masajes, renta de equipo para deportes acuáticos) y ambulantes se haga con la autorización correspondiente.

La Profepa, en coordinación con autoridades de seguridad, federales, estatales y municipales, aplicó el operativo sobre todo en playas turísticas como Caleta y La Roqueta en Guerrero; Rincón de Guayabitos en Nayarit; Playa La Bamba y Boca del Río en Veracruz; y Puerto Escondido, en Oaxaca, entre otros.

Agregó que se recorrieron e hicieron acciones de vigilancia e inspección en playas con problemáticas complejas en Baja California, Baja California Sur, Sonora, Sinaloa, Nayarit, Jalisco, Colima, Michoacán, Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Campeche, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz, Yucatán y Tamaulipas.