Piden Rusia e Irán a EUA "sensatez" ante intervención en Siria

Rusia e Irán pidieron hoy a Estados Unidos "actuar con sensatez" ante una intervención militar en Siria, ya que ello traería consecuencias catastróficas en la región, ante la disposición de Washington y otros países de participar en una operación.

El portavoz de la cancillería rusa, Alexandr Lukashevich, reiteró este martes que una operación militar en Siria por un supuesto ataque químico lanzado por las tropas del régimen del presidente sirio Bashar al-Assad atenta contra del derecho internacional, que debe ser respetado.

En una declaración, Lukashevich recordó que toda intervención militar debe ser autorizada, antes por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU), ya que cualquier acción sin autorización sería ilegal, por lo que pidió a Estados Unidos actuar con "sensatez".

El vocero dijo que esta sumamente decepcionado de Estados Unidos por querer utilizar "excusas no comprobadas "para justificar una acción militar en Siria, según un reporte de la agencia informativa rusa Itar-Tass.

"Los intentos de eludir el Consejo de Seguridad, para crear, una vez más, excusas no probadas para una intervención armada en la región están llenas de nuevos sufrimientos en Siria y las consecuencias catastróficas para otros países de Oriente Medio y el norte de África", subrayó.

Las autoridades rusas, aliadas del régimen sirio, consideran que Estados Unidos quiere repetir en Siria los mismos pretextos que utilizó hace 10 años en Irak para derrocar el régimen de Sadam Husein, argumentando el uso de armas químicas, aunque después todo resultó ser falso.

En su declaración, publicada en la página web del Ministerio de Relaciones Exteriores, Lukashevich exhortó a Washington y a la comunidad internacional a actuar con "prudencia" y respetar de manera estricto el derecho internacional, basado los principios la ONU.

"Instamos a Estados Unidos y a todos los miembros de la comunidad mundial mostrar sentido común y observar estrictamente el derecho internacional, sobre todo los principios fundamentales de la Carta de la ONU", apuntó.

El portavoz de la cancillería también expresó su decepción por la decisión del gobierno estadunidense de aplazar una reunión que ambas partes sostendrían mañana miércoles en la ciudad de La Haya para examinar la situación en Siria.

"Moscú percibe la decisión de Washington de posponer esta reunión, literalmente, en la víspera de la fecha acordada con gran decepción", indicó Lukashevich, luego de que el viceministro del Exterior, Gennady Gatilov, lamentó a través de su cuenta de twitter la decisión.

En tanto, el portavoz iraní del Exterior, Abbas Araqchi, también advirtió de serias consecuencias a la región de darse una operación militar y afirmó que aún no se ha confirmado el ataque químico, ni quien lo realizó.

"Queremos advertir firmemente en contra de cualquier operación militar en Siria. Habrá consecuencias peligrosas para la región", afirmó el funcionario iraní.

Irán considera que el ataque químico del pasado miércoles, que dejó al menos mil 300 muertos, entre ellos cientos de niños, fue obra de rebeldes opositores a al-Assad, para dar a Occidente un pretexto para intervenir en Siria, con apoyo de Israel y otros países.