Espera lanzar Jason Priestley autobiografía luego de cumplir 44 años

El actor canadiense Jason Priestley, quien alcanzó la fama por interpretar a "Brandon Walsh" en la afamada producción "Beverly Hills 90210", celebrará 44 años este miércoles, a la espera de lanzar a la venta su autobiografía.

El actor escribió acerca de su vida y carrera, incluidos los 10 años que pasó en la serie clásica de la década de 1990, "Beverly Hills 90210".

El texto incluirá su "complicada relación" con el creador de 90210, Aaron Spelling y lo que ocurrió después de que la serie terminara en su décima temporada en 2000; así como un vistazo a la historia de Priestley con el alcohol y un accidente automovilístico que cambió su vida en 2002.

Jason Bradford Priestley nació el 28 de agosto de 1969 en Vancouver, Canadá, dentro de una familia pequeña integrada por su padre Lorne Priestley, su madre Sharon Kirk y su hermana Justine.

Su primer acercamiento con el mundo del espectáculo fue a los ocho años, cuando protagonizó su primer filme para la televisión y series como "21 jump street", "MacGyver", "Quantum leap" y "Sister Kate".

En 1986 obtuvo un papel secundario en la televisión, en el programa "Nobody"s child", y de ahí en adelante siguieron algunos filmes, pero sin relevancia como "Teen angel" (1989), en la cual empezó a delinear su apariencia semejante a la del fallecido James Dean.

En 1990, adquirió gran fama al protagonizar la serie de televisión "Beverly Hills 90210", como "Brandon Walsh", programa que cautivó a los adolescentes de todo el mundo, y cuyo papel de galán le valió dos nominaciones al Globo de Oro.

Gracias al éxito del programa, el actor realizó durante nueve años el mismo papel, por lo que alguna vez comentó que estaba muy aburrido de repetir cada semana y cada año lo mismo, tras lo cual a finales de 1998 "Brandon" desapareció de la pantalla chica.

Como director, Priestley dirigió varios capítulos de "Beverly Hills 90210", un episodio de la serie "The outer limits", así como un video musical del grupo de rock canadiense Bare Naked Ladies, por el cual fue nominado en la categoría de Mejor Director en los Premios de la Música de Canadá, en 1996.

Como actor, sus créditos incluyen la producción independiente "Amor y muerte en Long Island", con John Hurt, y la comedia negra "Cold-Blooded", uno de los éxitos del Festival de Sundance de 1995.

Participó en varios filmes, en muchos de ellos sin poder dejar de lado la presencia de "Brandon", y en otros tratando de luchar contra esa imagen tan conocida.

Algunos de ellos son: "Calendar girl" (1993), "Tombstone. La Leyenda de Wyatt Earp" (1993), "Love and death on Long Island" (1997), "Ojos que te acechan" (1999) y "El cuarto ángel" (2002).

Además de la actuación, sus grandes pasiones son las carreras de autos y cambiar el modelo de su automóvil todos los meses. En 2002, participó en la fórmula estadunidense "Indy racing infiniti pro series", donde tuvo un fuerte accidente al estrellarse contra uno de los muros de contención, mientras tomaba una curva.

Fue trasladado al Centro Médico Chandler, de la Universidad de Kentucky, en Lexington, donde su estado de salud se reportó como grave, pues sufrió una fractura en la columna vertebral, heridas en la cabeza y rotura de huesos en los pies. Luego de varios días de estar hospitalizado, se recuperó y tuvo como consecuencia una temporal pérdida de la memoria.

Su primera esposa fue Ashlee Petersen, de quien se divorció, y en 2005 contrajo matrimonio con la maquillista Naomi Lowde, pasando su luna de miel en Los Cabos, Baja California, México.

Participó en "Masters of horror" (Maestros del terror), una serie dedicada al cine del género, que cada capítulo se concibe como un verdadero largometraje, contando con la dirección de varios de los realizadores más prominentes.

El 2 de julio de 2007, Jason se convirtió en padre de una niña, al mismo tiempo que estrenó la serie "Side order of life", en la que interpretó al novio de la protagonista, lo que marcó su regreso a la pantalla chica.

Durante los primeros meses de 2008, Priestley aseguró que "el personaje de "Brandon ya era pasado", por lo que rechazó actuar nuevamente en la serie; sin embargo, decidió volver a la emisión que lo lanzó a la fama, aunque como director.

En 2009, dio seguimiento a su carrera como director en la serie "The take", la cual a lo largo de nueve minutos relata la vida de un grupo de adolescentes que tratan de escapar de la vida diaria y lidian con problemas de amores, drogas y amistad.

Dicha serie fue transmitida vía Internet y es producida por Jordan Levin. En 2010 participó en "Call me fizt", donde el actor dio vida a "Richard Fiztpatrick", producida por David MacLeod y Michael Rosemberg.

Su más reciente intervención como director fue con la serie "Goodnight for justice", en la que participa su antiguo compañero de "Beverly Hills 90210", Luke Perry, y en la que da vida a "John Goodman", un juez que busca venganza tras el asesinato de su familia, del que fue testigo cuando era niño.

En 2011, realizó una participación en la segunda temporada de la serie "Haven", al dar vida a "Chris Weekly", un biólogo marino antisocial y genio que será obligado a enfrentar una enfermedad que todos los demás pensarán que es una bendición.

Un año más tarde, el actor realizó una campaña publicitaria junto a sus compañeros de la serie "Beverly Hills 90210".

Jennie Garth, Gabrielle Carteris y Luke Perry y Jason Priestley, estrellas del exitoso programa de la década de los 90, se reunieron para protagonizar la nueva campaña publicitaria de una popular línea de ropa de Estados Unidos.