Advierte Siria que se defenderá "con todo" en caso de un ataque

Siria se defenderá con "todos los medios disponibles" en caso de una intervención militar internacional, advirtió hoy el canciller sirio, Walid Muallem, en momentos en que países occidentales analizan una respuesta militar.

"Tenemos dos opciones: rendirse o defendernos con los medios a nuestra disposición. La segunda opción es la mejor: nos defenderemos". "Siria no es un caso fácil, tenemos defensas que sorprenderán al mundo", dijo Muallem en una conferencia de prensa televisada en Damasco.

Indicó que un ataque de Estados Unidos y sus aliados contra Siria "servirá sólo a los intereses de Israel y en segundo lugar al Frente al-Nusra", grupo vinculado a Al Qaeda que lucha contra las fuerzas del régimen del presidente Bashar al-Assad.

Destacó en que un eventual ataque militar será incapaz de frenar el avance de las Fuerzas Armadas contra las bandas mercenarias, entrenadas, financiadas, armadas y respaldadas mediáticamente por países occidentales y regionales para derrocar a al-Assad.

"Se equivocan quienes piensan que de esa forma impedirán la victoria de nuestras Fuerzas Armadas", sentenció.

Señaló que la denuncia de la oposición de que el régimen sirio empleó armas químicas en un ataque lanzado la semana pasada en las inmediaciones de Damasco, no es más que un "pretexto" para emprender una intervención militar.

El jefe de la diplomacia siria rechazó una vez las acusaciones sobre el presunto ataque químico y sostuvo que quien tenga pruebas sobre el uso de armas químicas por parte de Damasco las muestre "a la opinión pública mundial".

"Desafío a quien tenga una sola prueba sobre el uso de armas químicas por parte nuestra, que la haga ver a la opinión pública mundial", aseveró en la rueda de prensa.

"Ningún país del mundo usa armas de exterminio contra su propio pueblo", afirmó.

Asimismo, confirmó que los expertos de las Naciones Unidas pospusieron un día su visita al sitio del supuesto ataque con armas químicas porque los rebeldes fueron incapaces de ofrecerles garantías de seguridad.

Rechazó que su gobierno esté obstruyendo el trabajo del equipo de inspectores de armas químicas desplegada en Damasco desde el pasado 18 de agosto.

Respecto a la cancelación de los contactos entre Estados Unidos y Rusia sobre Siria, Muallem mostró su escepticismo sobre la eficacia de estas reuniones y dejó claro que la administración que presidente Barack Obama no quiere una solución política al conflicto en Siria.

Estados Unidos está sopesando un ataque militar contra Siria de alcance y duración limitados con el fin de castigar al régimen de al-Assad por el uso de armas químicas y disuadirle de que repita esta actuación, según el diario Washington Post, que citas fuentes del gobierno.

El ataque no duraría más de dos días y se llevaría a cabo con misiles de crucero lanzados desde el mar o mediante bombarderos de largo alcance que tendrían como objetivos instalaciones militares no vinculadas directamente con el arsenal químico de Siria, según las fuentes.