Ante poderío de Hollywood, con talento se puede competir: López Tarso

El poderío económico de las grandes producciones de Hollywood ha acabado con las industrias fílmicas del resto del mundo y ante esto, sólo con talento y buenas historias se puede competir, dijo aquí el actor mexicano, Ignacio López Tarso.

Con una trayectoria de 65 años en los escenarios cinematográficos, teatrales y televisivos, previo al homenaje que recibirá en el Festival Internacional de Cine de Monterrey 2013, el histrión habló con conocimiento de causa de la industria cinematográfica de la que ha formado parte y de la que hoy se ha alejado a falta de buenas historias.

La época de oro del cine mexicano, cuando se producían de 180 a 200 películas al año, es historia, ya no es una fuente de divisas como en antaño, cuando se equiparaba a lo generado por el petróleo o el turismo, porque no había la "competencia brutal" que hoy representa Hollywood, refirió en conferencia de prensa.

"En todas partes del mundo se han acabado las industrias de México, de Argentina, de España, de Perú, de todos los países del mundo; acabaron con todas las grandes industrias para ser ellos la única gran industria poderosísima que utilizan 250 millones -de dólares- para hacer una sola película", expresó.

"Nosotros nos quedamos con la boca abierta, con 250 millones hacemos 10 años de cine en México, mientras ellos realizan una película, pues con razón, y tienen los mejores cines, la mejor distribución, la mejor publicidad, las únicas estrellas que suenan a nivel internacional son esas, porque las acompañan con una publicidad también de millones de dólares", dijo.

Ante esto "¿cómo se puede competir? pues con mucho talento, que es lo que hace el cine mexicano y otras cinematografías que compiten con eso, a base de talento y buenas historias, buen gusto y buenos repartos", manifestó.

"El cine mexicano a pesar de que ya es la gran industria, de todos modos cada año resultan dos o tres grandes películas que van a los festivales de cine, ganan premios, regresan a México y se exhiben con un gran éxito y van fuera del país y es un exitazo comercial también", sostuvo.

De su ausencia en cine, el actor de 88 años de edad expuso que sus ocupaciones en teatro y televisión lo han absorbido durante los últimos años, aunque a decir verdad "quisiera volver, pero sí me han ofrecido algunas cosas que no me han gustado nada, de modo que hacer cine a fuerza, por hacer cine, no".

"El cine tienes que hacerlo cuando te ofrecen una muy buena historia, un plan redondo con un buen director, con un buen reparto, un buen proyecto y entonces se hace cine con muchísimo gusto, de otra manera, prefiero no hacerlo y esperar otras oportunidades", subrayó.

En el marco de la novena edición del Festival Internacional de Cine de Monterrey 2013, López Tarso será reconocido por su trayectoria artística y como icono del cine mexicano.