Por primera vez deberán pagar entrada a la "Tomatina" en España

La fiesta internacional de la "Tomatina", que se celebra todos los años en la localidad española de Buñol, Valencia, será este miércoles y por primera vez se cobrará la entrada a los visitantes para evitar aglomeraciones en las calles.

Con un precio de 10 euros (13 dólares), la organización del evento informó que ya se vendieron las 15 mil entradas disponibles a ciudadanos de 60 países, especialmente Australia, Japón y Reino Unido.

Con este iniciativa se quiere evitar la multitud de los últimos años, cuando cerca de 50 mil personas llegaron a participar en esta peculiar batalla.

Por ello, el ayuntamiento decidió vender la entrada para reducir el aforo a un máximo de 20 mil personas, 15 mil que entrarán pagando y cinco mil serán vecinos de Buñol a los que repartieron de forma gratuita la pulsera de acceso al recinto.

A pesar de esta medida, la organización espera que lleguen al evento otras 10 mil personas sin entrada, con los que se tendrá "tolerancia cero", informaron fuentes municipales.

"Se reforzarán especialmente las medidas de seguridad y diseñaremos un plan especial para evitar todo tipo de incidentes que la afluencia de personas pueda provocar", detalló la Guardia Civil.

El dispositivo contará además con elementos de protección civil, policía local y seguridad privada, así como un plan de emergencia que incluye un hospital de campaña y dos helicópteros.

La "Tomatina" nació en 1945 como una broma entre amigos, que se lanzaron jitomates durante un desfile de gigantes y cabezudos, celebración que se mantuvo durante años.

En 1980, el ayuntamiento decidió organizarla oficialmente y empezó a convertirse en un espectáculo de dimensiones crecientes, cada vez con más toneladas de jitomates cargados en camiones a disposición del público y los visitantes del conocido pueblo.

La fiesta comenzará la mañana del miércoles y se cerrará el paso a los vehículos, que podrán estacionarse en zonas preparadas a las afueras del municipio.

El apunte negativo es que podría llover, ya que según la previsión meteorológica se esperan chubascos moderados que pueden ser fuertes y con tormentas.

Esto no amilanó a los organizadores que en las redes sociales escribieron que con lluvia la fiesta será "mejor y más divertida".

Esta celebración, declarada en 2002 Fiesta de Interés Turístico Internacional, concentrará en la población a un centenar de medios de comunicación de todo el mundo.