Impone China clases marxistas a sus periodistas

Periodistas, productores y editores chinos tendrán que someterse a dos días de clases marxistas por orden de las autoridades a fin de lograr mayor unidad ideológica, informó el gobierno.

Los 307 mil informadores y editores que hay en China se someterán a dos días de lecciones sobre las bases del marxismo, en una campaña que comenzará este mes y se extenderá hasta febrero, informó el departamento de Propaganda del Partido Comunista de China.

Ello se produce días después de que el presidente chino, Xi Jinping, pidiera unidad durante un discurso en el que instó a acabar con los "rumores de internet", una alusión que algunos observadores vinculan con un recrudecimiento de la censura a periodistas que critican al gobierno y al PCCh.

En su informe anual de 2013, Reporteros Sin Fronteras (RSF) aseguró que China es -junto a Siria, Irán, Bahrein, Vietnam- los países que más espían a sus ciudadanos a través de internet.

La progresión del número de blogueros y usuarios de internet ha provocado que las autoridades chinas, que temen que la expansión del acceso a la información provoque críticas a la hegemonía del poder por parte del Partido Comunista de China (PCCh), aumentaran el control y la censura en la red.

Así, las autoridades impusieron a finales de 2011 un registro obligatorio con datos reales a los usuarios que quieran abrir blogs.

De esta forma, las autoridades chinas pueden controlar buena parte de las personas que participan en los microblogs (sobre todo el popular Weibo, que emula al estadunidense Twitter), donde se producen verdaderos debates y comentarios sin censura sobre la actualidad en el país asiático, desde los escándalos de corrupción oficial a los desastres medioambientales.

Pese a las restricciones impuestas por el gobierno y la censura, los blogs es el mayor espacio de libertad de expresión en el país, al permitir informar de forma instantánea sobre manifestaciones o revueltas, antes de que los censores actúen.