Lamenta Rusia decisión estadunidense de suspender reunión sobre Siria

Rusia lamentó hoy la decisión de Estados Unidos de posponer la reunión que representantes de ambos países sostendrían a partir de este miércoles en La Haya, Holanda, sobre la crisis siria, cuando más necesaria es.

El viceministro ruso de Asuntos Exteriores, Guennadi Gatílov, dijo en un tuit que la cita "sería útil precisamente ahora, cuando a ese país árabe le amenaza una acción de fuerza, indicó un despacho de la agencia Itar Tass.

En la capital administrativa holandesa los representantes rusos y estadunidenses analizarían la convocatoria de la Conferencia Internacional sobre Siria, conocida sobre "Ginebra 2".

La cancelación fue anunciada en Washington este lunes, en trabajos a los que asistirían la subsecretaria de Estado para Asuntos Políticos, Wendy Sherman, y el embajador Robert Ford.

Además, el vocero del ministerio ruso de Asuntos Exteriores, Alexander Lukashevich, dijo por separado que la decisión alienta a la oposición siria hacia la intransigencia, en espera de que llegue del exterior una intervención de fuerza.

El funcionario añadió que la actual situación en Siria es "artificialmente atizada por una serie de países", ante lo cual una posición coordinada de Moscú y Washington aseguraría una salida pacífica a la crisis.

Agregó que existen intentos de eludir al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, a fin de crear pretextos para un intervención en Siria, lo que traería consecuencias para Medio Oriente y Africa septentrional.

Hizo un llamado a Estados Unidos y a toda la comunidad internacional para "mantener la sensatez, observar rigurosamente el derecho internacional y, ante todo, los principios básicos de la Carta de la Organización de las Naciones Unidas".

La situación en Siria, que vive desde marzo de 2011 combates entre rebeldes y fuerzas del presidente Bashar al-Assad, empeoró con un presunto ataque gubernamental con armas químicas el 21 de agosto en un suburbio del oriente de Damasco.

La víspera un equipo de expertos de Naciones Unidas inició una investigación para determinar si hubo un ataque con armas químicas en esa fecha y zona.