Especialistas y legisladores analizan logros y retos contra tabaquismo

Los espacios ciento por ciento libres de humo de tabaco han sido un factor para bajar los niveles de consumo de este producto, además de que la medida ha coadyuvado para proteger a los no fumadores y a la población vulnerable de los daños del tabaco, coincidieron diputados y especialistas.

En el marco del foro legislativo "100% Libre de humo, 100% Salud", que se llevó a cabo en la Comisión de Salud de la LXII Legislatura de la Cámara de Diputados, los participantes destacaron diversos datos, como el impacto que produciría mejorar el marco jurídico en torno al tema.

En su participación, el diputado Francisco Fernández Clamont, resaltó que el tabaquismo se ha convertido en un problema grave para el sistema de salud y para el erario por la gran cantidad de recursos que implica tratar las enfermedades asociadas a ese producto.

Por ello se comprometió hacer cumplir el Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco, a fin de dar continuidad a la iniciativa de implementar los espacios ciento por ciento libres de humo de tabaco a nivel nacional.

En materia legislativa, refirió, sólo el Distrito Federal, Tabasco, Morelos, Veracruz, Zacatecas, Nuevo León, Baja California y el Estado de México cuentan con reglamentos de esa índole.

A su vez, el presidente de la Comisión de Salud, Isaías Cortés Berumen, señaló que está a favor de un incremento a los impuestos especiales a productos de tabaco, pues se ha convertido en una estrategia real para para la recaudación y para el combate al tabaquismo.

En este sentido, el titular de la Comisión Nacional de Adicciones, Fernando Cano, informó que habrá un incremento más a los impuestos de los cigarros de cinco puntos porcentuales y que se cambiarán los pictogramas que vienen en las cajetillas, a fin de que el mensaje impacte a los menores de edad.

Cano Valle reconoció que esa medida ha dado buenos resultados, sin embargo se le harán algunas modificaciones, como dibujos con mensajes que puedan llegar a los menores de edad, sector en el que se ha detectado un incremento en el consumo de tabaco.

"Tenemos que llegar a las escuelas, tenemos que llegar a los contenidos de los planes de estudio de los niños de primaria, ahí es donde vamos a ver el impacto y vamos a hacer una encuesta a partir de enero en las escuelas y en el ámbito familiar, todas las drogas", abundó.

En su oportunidad, el director de Iniciativas para el Control del Tabaco de la Fundación Interamericana del Corazón México, Erick Antonio Ochoa, indicó que México tenía hace algunos años un futuro prometedor como un país destacado en las políticas públicas para el control del tabaco.

Sin embargo, "lo que parecía un camino trazado hacia mejores condiciones de salud para los mexicanos ha devenido historia de claroscuros".

En su opinión, la Ley General para el Control del Tabaco es deficiente, ya que permite fumar en espacios públicos cerrados y en el interior de las áreas de trabajo, además de que no prohíbe totalmente la publicidad y promoción de ese producto.

Por ello, consideró que sería un error que en la reforma fiscal no se considere la posibilidad de incrementar los impuestos al tabaco, como lo recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS), y consideró necesario reforzar la política fiscal de esos productos para alejar a niños y adolescentes de una adicción.

Según datos estadísticos, en México cada año mueren 66 mil personas por enfermedades asociadas al tabaquismo, lo que representa gastos superiores a los 45 millones de pesos.