Familiares de víctimas del Heaven demandan aclarar móvil de los hechos

Familiares de los 12 jóvenes que desaparecieron en el Bar Heaven hace tres meses, y de los cuales se identificaron 10 cuerpos en una fosa clandestina descubierta en el Estado de México, exigieron a las autoridades competentes esclarecer el móvil de los hechos y sancionar a los responsables.

En un comunicado, demandaron a las instancias responsables de la investigación, procuración de justicia y medios de comunicación, respeto al tratamiento de los casos.

"El dolor que hemos vivido es indescriptible, por ello hacemos un llamado a las autoridades y funcionarios públicos de las instituciones gubernamentales que atienden nuestros casos para que se conduzcan con respeto y nos traten dignamente", manifestaron.

Consideraron que las declaraciones del procurador capitalino, Rodolfo Ríos, y del subprocurador de Control Regional de la PGR, Renato Sales, en las que dieron a conocer el hallazgo de los cadáveres y su identidad antes que a ellos, "es una falta de respeto a nuestro dolor y una forma de revictimización".

"Exigimos una disculpa pública por la información vertida a los medios de comunicación por ambas instituciones, toda vez que se siguen haciendo declaraciones públicas que afirman la identidad de los cuerpos sin que las familias den fe de tales afirmaciones", señala el documento.

De acuerdo con los familiares de las 12 víctimas, la falta de coordinación entre ambas fiscalías ha traído desconfianza e incertidumbre respecto a las pruebas de ADN aplicadas a los cuerpos exhumados.

Recordaron su petición a la Procuraduría General de la República (PGR) para que un equipo de antropología forense de Argentina efectúe un nuevo peritaje, a fin de que tengan certeza de la identidad de los cadáveres encontrados.

"Esperamos que este acuerdo se lleve a cabalidad", refirieron.

Finalmente, reiteraron el llamado a las autoridades a que trabajen de manera conjunta en las investigaciones y detenciones, además de que su proceder sea de acuerdo con el debido proceso, para que no se entorpezca la impartición de justicia.