Episcopado pide ser agradecidos con los adultos mayores

De cara al Día del Adulto Mayor, que se celebrará el 28 de agosto, la Iglesia Católica exhortó a reflexionar sobre el desprecio al que son sometidos miles de adultos mayores y enfocarnos a agradecer su aporte a la sociedad y a nuestra vida.

La presidencia de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) subrayó que los adultos mayores ofrecen un aporte invaluable a la familia y a la sociedad.

En un comunicado, refirió que los miembros de dicho sector poblacional son depositarios de la memoria colectiva y, por eso, intérpretes privilegiados del conjunto de ideales y valores comunes que rigen y guían la convivencia social.

"La fragilidad humana, que se hace más visible en la ancianidad, nos demuestra que todos nos necesitamos y nos enriquecemos mutuamente. Los adultos mayores necesitan de los más jóvenes y los más jóvenes necesitan de los adultos mayores", resaltó.

En este sentido, recordó que la ancianidad es el último tramo de la vida, y aunque es natural que al adulto mayor le cueste resignarse ante la perspectiva de este paso, "la fe le da la certeza de que quien cree en Cristo, "no morirá jamás".

La cúpula católica mexicana convocó a reconocer, agradecer y apoyar aquellas loables iniciativas que les brindan cuidado y aquellas que les permiten seguir cultivándose física, afectiva, intelectual, espiritual y socialmente, y ser útiles a los demás.