Rechazan diputados del PRD pretensión de gravar alimentos y medicinas

El coordinador de los diputados del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Silvano Aureoles Conejo, advirtió que esa fracción en San Lázaro no apoyará la pretensión de gravar con el Impuesto al Valor Agregado (IVA) a alimentos y medicinas.

En su discurso en la inauguración de la Tercera Reunión Plenaria de la bancada perredista en el Palacio de Minería y ante el gobernador de Tabasco, Arturo Núñez, y el jefe de gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, aseguró que los diputados estarán atentos a la presentación de la reforma en materia hacendaria.

Sobre el tema hacendario dijo que será otro espacio de debate en donde se confrontarán las ideas de las fuerzas políticas, por ello, anunció que el partido del sol azteca también tiene su propuesta.

Sin embargo, reiteró, "desde ahora hemos sido muy claros en esta materia, no vamos a apoyar ni vamos a acompañar la pretensión de gravar con IVA a las medicinas y los alimentos".

Mencionó que el próximo periodo ordinario de sesiones, que inicia este domingo 1 de septiembre, representará un gran reto para los legisladores, porque se discutirá, a partir del 8 de septiembre, el paquete económico para 2014.

A diferencia de 2013, que era un paquete inercial, "ahora habrá otros elementos que estamos seguros habrá que analizar a fondo porque muchos de ellos en la lógica de la búsqueda de los impuestos o de mayor recaudación, puede impactar de manera negativa, sobre todo en los sectores más desprotegidos".

Aureoles Conejo se comprometió con los gobernantes locales a cerrar filas con ellos y ser los transmisores de sus propuestas, de sus inquietudes, de sus problemas y necesidades.

Sobre todo, aseveró, de la discusión del presupuesto, con el fin de exigir que la orientación obedezca a las necesidades más sentidas de la población de las entidades donde son gobierno.

Por otro lado, el legislador perredista aseguró que no hay las condiciones para un tercer periodo extraordinario de sesiones en San Lázaro para finales de agosto, en donde podría presentarse la iniciativa de la Ley de Servicio Profesional Docente.

La aprobación de la Ley General del Servicio Profesional Docente requiere de tiempo, por la complejidad del tema, abundó.

"Casi está decidido que no tendremos periodo extraordinario, como se venía planteando", este tema, aseguró, se ha planteado a los otros coordinadores parlamentarios en San Lázaro y han entendido la complejidad de la situación.

"En consecuencia, quitándole el casi, podría dar por seguro que no tendremos otro periodo extraordinario", antes del ordinario que inicia el 1 de septiembre, recalcó.

Esta decisión "desahoga o baja la tensión a la dinámica de las últimas semanas", dijo en referencia a las marchas y bloqueos de integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en la ciudad de México, quienes rechazan la reforma educativa y las leyes secundarias.

Aureoles Conejo recordó que en el periodo extraordinario de la semana pasada, diputados y senadores, en una sede alterna, sesionaron porque la CNTE bloqueó las cámaras y fueron aprobadas la ley del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) y las reformas a la Ley General de la Educación.

Recordó que la Ley General del Servicio Profesional Docente, la tercera reglamentaría de la reforma educativa, promulgada en febrero pasado, se retiró de la discusión para presentarla en otra ocasión, ya que esta contiene las principales críticas de la CNTE.

Se debe dar el tiempo suficiente para discutir y analizar esta iniciativa y los legisladores perredistas habrán de fijar su postura firme, precisó.

Si eventualmente no se consideran las propuestas de la CNTE, "no podremos acompañar (en el PRD) una votación de esta naturaleza", porque no se puede estar de acuerdo en que en la Ley General del Servicio Profesional Docente "se quieran violentar" los derechos de los maestros, puntualizó.