Asambleístas denuncian intromisión de delegaciones en elección vecinal

Diputados locales denunciaron la intromisión de funcionarios delegacionales en la elección de los Comités Ciudadanos y Consejo de los pueblos, así como la compra de votos y el acarreo de votantes, con un gasto millonario.

El asambleísta Héctor Saúl Téllez, del Partido Acción Nacional (PAN), sostuvo que el jefe delegacional en Álvaro Obregón, Leonel Luna, paga al mes 922 mil 667 pesos por concepto de sueldos a 109 servidores públicos que también son miembros de los Comités Ciudadanos.

El panista aseveró en entrevista que esa demarcación encabeza la lista con el mayor número de integrantes de Comités Vecinales contratados en estructura, que en números globales representa un gasto de tres millones 222 mil 699 pesos al mes.

Le siguen Iztacalco, con 77 funcionarios contratados, por un total de 764 mil 239 pesos al mes; Iztapalapa, con 67 servidores públicos, que reciben 701 mil 77 pesos; La Magdalena Contreras, con 47 personas y 320 mil pesos de sueldo total, y Coyoacán, que tiene 31 burócratas a los que se les da 514 mil 713 pesos mensualmente.

"Más de tres millones de pesos pagan las delegaciones a los servidores públicos que fungían o fungen como integrantes de un Comité Vecinal, con sueldos individuales de dos mil 500 a 45 mil pesos, como se ha detectado en el cruce de información de las nóminas en cada una de las delegaciones", expuso.

El integrante de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) calificó lamentable que "los funcionarios traten de cooptar a los Comités Vecinales, transgrediendo el espíritu de la Ley de Participación Ciudadana".

Aseveró que gran parte de los integrantes de las planillas que compiten para los cargos que se tendrán que elegir el 1 de septiembre, forman parte de las delegaciones y son empleados en activo, lo que por ley está prohibido.

Por ello anunció que su partido presentará una iniciativa para reformar los Artículos 15 y 213 de la Ley de Participación Ciudadana, con el fin de "cerrar el paso a esta práctica desleal que corrompe el espíritu de la ley".

Asimismo se prevé que sean sancionados con inhabilitación o suspensión a los servidores públicos que coopten a integrantes de los Comités Vecinales, además de establecer candados para los ciudadanos que pertenezcan a un comité y ahora quieran ser funcionarios.

El Artículo 95 de la Ley de Participación Ciudadana del Distrito Federal señala que quien desee ser integrante del Comité Ciudadano, del Consejo del Pueblo o representante de manzana no podrá desempeñar ni haber desempeñado cargo alguno dentro de la administración pública federal, local y/o delegacional.

Ello desde el nivel de enlace hasta el máximo jerárquico, y tampoco podrán los funcionarios contratados por honorarios profesionales y/o asimilables a salario que tengan o hayan tenido bajo su responsabilidad programas de carácter social.

Esto en un plazo de hasta un mes antes de la emisión de la convocatoria a la renovación de los comités ciudadanos, que en esta ocasión fue emitida el 31 de mayo de 2013.

La diputada local perredista Ernestina Godoy pidió, a su vez, al Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF) recorrer los módulos receptores de votos por Internet, a fin de detectar irregularidades, pues aseveró que ha habido compra de sufragios y acarreos de votantes.

En entrevista advirtió que no permitirán que ese proceso electoral del voto por Internet "se convierta en un espacio sin ley, sin reglas y sin presencia de autoridad electoral que evita la compra y coacción del voto y garantizar el voto libre de las y los ciudadanos".

Denunció que pasado el fin de semana hubo denuncias sobre la compra de votos y acarreo en los módulos instalados en plazas comerciales, "lo que resulta vergonzoso cuando el Distrito Federal se ha definido como una ciudad de vanguardia y la más avanzada en materia de participación ciudadana".

La integrante de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) indicó que según denuncias ciudadanas, en diferentes colonias de la delegación Iztapalapa, "de forma atípica, se vieron filas de más mil personas para votar y al exterior los microbuses aguardaban para llevarlos de regreso".

A los votantes les ofrecen transporte y los llevan a los módulos instalados principalmente en las plazas comerciales de Ermita, Tezontle y Central de Abasto "para que voten por la planilla que interesa al grupo político que los acarreó", expuso.

Además "les entregan despensas, pintura para las fachadas de su casa y tinacos, sin que el personal del Instituto Electoral del Distrito Federal intervenga", según los quejosos, insistió la legisladora emanada del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Aseguró que de acuerdo a las versiones, "el personal del IEDF se lava las manos e indican que ellos no tienen facultades de vigilancia ni para levantar denuncias de hechos".