Demanda "Piolín" por presunto intento de extorsión

El locutor Eddie "Piolín" Sotelo presentó hoy aquí una demanda por intento de extorsión en contra de ex empleados de Univision y sus abogados que supuestamente le pidieron casi cinco millones de dólares.

Sotelo, quien hace unos años fue el locutor latino más escuchado en Estados Unidos y quien había perdido popularidad, hace unas semanas fue despedido por Univision Radio dando por terminado su relación después de una década.

Su ex colaborador Alberto "Beto" Cortez, quien era escritor, productor y actor del programa, lo demandó el mes pasado en una corte de Los Ángeles por presunto abuso físico y acoso sexual y emocional.

Este lunes, Sotelo mostró una querella civil en la Corte Superior de Santa Mónica por extorsión contra seis ex empleados de Univision y sus abogados de Los Ángeles por intento de soborno a cambio de no hacer públicas acusaciones falsas y engañosas de acoso sexual y la humillación de trabajo.

La demanda en documentos públicos de la corte nombra como acusados de Sotelo, a seis ex amigos y colegas del programa matutino radial de Univision "Piolín por la Mañana".

Los acusados son los ex empleados Domingo Rodrigo Ochoa; Tomas Alejandro Fernández; Samuel "Cusuco" Heredia, Sergio "Checo" Vera, Gerardo "Chiquirruco" Palencia, y Bertha "Betushca" Velasco.

La demanda también señala como acusados a los abogados John C. Taylor y Robert R. Clayton y su firma, Taylor & Ring, LLP. La misma firma de abogados que representa al ex empleado que presentó las acusaciones iniciales en una carta de demanda de Univision Radio.

Tres de los acusados estaban impedidos para demandar después de que tenían acuerdos previamente firmados con renuncia a cualquier reclamación legal contra "Piolín" o su antiguo empleador, Univision, un hecho que sus abogados sabían o deberían haber sabido, se indicó.

Sin ninguna esperanza de resolver los reclamos legítimamente, optaron por la extorsión y un intento de "apropiación de dinero" a través del uso ilegal de miedo y la intimidacion, asegura la demanda.

Según se establece en ésta última, los acusados entablaron sus demandas contra "Piolín" la semana pasada por teléfono y por escrito.

El locutor está consternado por la conducta de sus antiguos colegas y amigos personales", dice la demanda y el abogado de "Piolin", Jeffrey Spitz, calificó al plan de extorsión como "uno de la más descarada, desvergonzada y acción despreciable".

Según los documentos, los acusados comenzaron a tramar ya en 2006 para presionar a Sotelo por más dinero, incluso si eso significaba organizar una huelga.

Cuando Univision instó al despido de los acusados por insubordinación, "Piolín" no sólo salvó su puesto de trabajo, sino convenció a la administración para concederles aumentos salariales.

Sin embargo, Univision despidió a dos de los acusados por bajo rendimiento laboral y a los otros cuatro acusados en el marco de la reducción del personal de toda la compañía, se añadió.