Capturan a colombianos por supuesto plan de magnicidio contra Maduro

El ministro venezolano del Interior, Justicia y Paz, Miguel Rodríguez Torres, anunció hoy la captura de dos colombianos supuestamente involucrados en un plan de magnicidio contra el presidente Nicolás Maduro.

Rodríguez Torres informó en rueda de prensa que Víctor Johan Gueche Mosquera y Erick Leonardo Huertas fueron detenidos el pasado 13 de agosto y forman parte de un grupo de 10 colombianos involucrados en el supuesto plan para matar a Maduro.

Explicó que sólo se informó de la captura de los sujetos este lunes "por la gravedad de la información y la seriedad del proceso" de investigación e inteligencia que realizan los organismos de seguridad del Estado.

Reveló que el ex presidente colombiano Álvaro Uribe Vélez (2002-2010) habría sabido de los planes de magnicidio contra Maduro, en una "conspiración que se viene urdiendo desde Miami (Estados Unidos) en conexiones con Bogotá (Colombia)".

"Álvaro Uribe Vélez, sin duda alguna, tiene conocimiento de todas estas cosas que están ocurriendo aquí", precisó el ministro, quien agregó que el ex gobernante colombiano "es un hombre que está ligado y tiene control sobre grupos narcotraficantes".

El funcionario apuntó que los sujetos ingresaron a Venezuela por el andino estado Táchira y llegaron a un hotel de las afueras de Caracas, donde fueron capturados.

Agregó que los dos sujetos identificados este lunes pertenecen a una banda integrada por al menos 10 sicarios identificados por la Dirección de Inteligencia de Colombia.

Rodríguez Torres indicó que también se identificó a Carlos Salcedo, quien trasladó a los dos sujetos desde Colombia hasta Caracas y les entregó las armas y una fotografía en la que aparece Maduro y el presidente del Congreso, Diosdado Cabello.

El funcionario añadió que fueron incautados dos fusiles con miras telescópicas, cartuchos y 10 uniformes del Ejército venezolano con insignias y precisó que, al momento de su detención, los sujetos afirmaron que "venían a matar a alguien".

El ministro venezolano del Interior explicó que los detenidos eran guiados por Alejandro Caicedo, alias "David", quien giraba instrucciones desde Bogotá a través de un teléfono móvil.