Niega Barbosa que se puedan revertir leyes secundarias de educación

El coordinador del PRD en el Senado de la República, Miguel Barbosa Huerta, aclaró que el inicio del diálogo con maestros de la CNTE no significa que se revertirán las reformas aprobadas en materia educativa.

El legislador calificó de "imposible" que se pueda revisar el contenido de la reforma constitucional en esa materia y de las leyes del Instituto Nacional de Evaluación Educativa (INEE) y la General de Educación, y reconoció que sólo está pendiente la Ley del Servicio Profesional Docente.

Al término de la instalación de la mesa de diálogo con una Comisión de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), el líder legislativo perredista llamó a privilegiar el diálogo.

Recalcó que no se darán negociaciones "a partir de chantajes" y rechazó cualquier forma de expresión que la disidencia magisterial pueda realizar en la ciudad de México.

Al mismo tiempo, reconoció el "planteamiento" que en días pasados formuló el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, para abrir espacios de diálogo y generar condiciones que distendieran la situación originada por las movilizaciones de los mentores.

En rueda de prensa, recalcó que corresponde a los gobiernos de la Federación y del Distrito Federal garantizar las condiciones que permitan a la ciudad y a sus habitantes desarrollar sus actividades con normalidad.

Dio a conocer que en la mesa de diálogo con la CNTE participarán los senadores priistas Daniel Amador y Raúl Pozos; la panista Marcela Torres, el perredista Fidel Demédicis, el pevemista Gerardo Flores, y Martha Palafox, del Partido del Trabajo.

En la misma rueda de prensa, de parte de la CNTE, Rubén Núñez y Francisco Villalobos de la sección 22 de Oaxaca; así como Juan José Ortega y Gonzalo Martínez Villagrán, de la sección 18 de Michoacán, revelaron su intención de revisar no sólo las leyes aprobadas, sino también la constitucional.

Juan José Ortega responsabilizó al gobierno federal de la situación en que se encuentra la capital del país debido a sus movilizaciones, pues opinó que las conclusiones de los foros realizados para la reforma educativa no fueron tomadas en cuenta, ni se hicieron llegar a los legisladores.

Indicó que en la reforma, la CNTE pretende reivindicar el carácter social de la educación, y que ésta sea vista como un derecho de los mexicanos, más que como un "servicio" al que deben tener acceso.

Asimismo, dijo que la disidencia magisterial pugna por un nuevo modelo educativo, pues consideró que en las condiciones actuales no hay un compromiso por hacer una "crítica constructiva" de manera integral que permita educar "para la conciencia".

Martínez Villagrán y Juan José Ortega dijeron que la CNTE está abierta al diálogo y no espera "engaño, ni cerrazón", y subrayaron que no renuncian a la movilización, porque "es el único lenguaje que el gobierno escucha".

Los integrantes de la CNTE sostendrán esta tarde (a las 18:00 horas) una reunión con representantes de San Lázaro, en la cual se prevé que establezcan la hora y el lugar en que iniciará mañana el diálogo de manera integral, tanto con diputados como con senadores.