Tiene Honduras pendiente la incorporación plena de mujer en política

Honduras aún tiene como "asignatura pendiente" la incorporación plena de la mujer en la vida política, pese a que suscribió en 1980 el "Convenio para la Eliminación de todas las Formas de Descriminación contra la Mujer" de la ONU.

La mujer en Honduras representa el 52 por ciento de la población de 7.5 millones de habitantes. Su derecho al voto fue aprobado el 25 de enero de 1954 y ratificado por el Congreso Nacional en 1955.

El derecho al sufragio, aunque es indispensable para la participación política, por sí solo no garantiza que las mujeres puedan ser elegidas a un cargo público, señaló un informe divulgado en esta capital por la Fundación Internacional de Estudios Electorales (IFES).

Por ello en el 2000, el Congreso Nacional aprobó la Ley de Igualdad de Oportunidades para la Mujer, que estableció que como mínimo las mujeres deben de tener un 30 por ciento de las candidaturas a cargos públicos electivos y órganos de dirección de los partidos políticos.

Pero dichas reglas en Honduras no se cumplen por "la falta de voluntad política de los partidos para ampliar la participación de la mujer, la prevalencia de estructuras patriarcales y machistas en los partidos", apuntó el estudio de IFES.

Pese a ser mayoría, en la historia política del país solo una mujer, Nora Gunera de Melgar, fue candidata presidencial por el partido Nacional en 1996 y perdió ante el candidato del partido Liberal, Carlos Flores. Anteriormente había sido alcaldesa de Tegucigalpa.

La segunda mujer en ser candidata presidencial es Xiomara Castro, esposa del derrocado presidente Manuel Zelaya por el partido Libertad y Refundación (LIBRE) para las elecciones generales de noviembre próximo.

La Fundación Internacional de Estudios Electorales (IFES) afirmó que el mayor desafío en este país, es modificar patrones culturales que aún impactan en forma negativa la inclusión de la mujer en la política.