Pide China cautela en Siria tras supuesto ataque con armas químicas

China pidió hoy a la comunidad internacional actuar de manera cautelosa en Siria tras el supuesto ataque químico cerca de Damasco, mientras Irán consideró "peligroso" hablar de una intervención militar cuando la región necesita calma.

"Todas las partes en conflicto deben manejar con cautela la cuestión de las armas químicas en Siria para evitar interferir en la resolución política del conflicto", dijo el canciller chino, Wang Yi, en momentos en que varios países occidentales examinan opciones militares contra Siria.

Wang también pidió a los expertos de las Naciones Unidas llevar a cabo una investigación independiente, objetiva, justa y profesional sobre el presunto ataque químico para determinar tan pronto como sea posible qué sucedió realmente, según la agencia china de noticia Xinhua.

"China ha prestado mucha atención a los informes de las Naciones Unidas sobre el empleo de armas químicas en Siria y se opone firmemente al uso de esas armas, independientemente de quién las utilice", indicó el jefe de la diplomacia china.

La oposición siria denunció que más de mil 300 personas murieron el miércoles pasado a consecuencia de un ataque del régimen sirio con armas químicas en las inmediaciones de Damasco, sin embargo el presidente Bashar al-Assad ha rechazado esas acusaciones.

El canciller chino, cuyo país se ha esforzado en demostrar que no está tomando partido, no ha realizado declaraciones directas respecto a la posible intervención militar a la que aluden algunos países, pero ha pedido que se maneje la situación de manera cautelosa.

"La única manera de solucionar el conflicto de Siria es mediante una solución política", insistió.

El ministro británico de Relaciones Exteriores, William Hague, ha asegurado que una intervención militar en Siria es legítima incluso sin el voto unánime del Consejo de Seguridad. "Sea lo que sea que hagamos, se hará en consonancia con el derecho internacional", indicó.

Por su parte, el secretario estadunidense de Defensa, Chuck Hagel, declaró que sus fuerzas están listas para actuar en Siria, mientras Turquía manifestó estar dispuesta a sumarse a una coalición en contra del régimen sirio, incluso sin consenso en el Consejo de Seguridad.

Sin embargo, Rusia -aliado del régimen sirio, ha advertido en contra de una intervención militar sin aval del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Irán, otro aliado de Siria, consideró este lunes "peligroso" hablar sobre la eventualidad de una intervención militar en Siria.

"En momentos en que la región necesita calma, hablar de un ataque en contra de Siria, además sin la autorización del Consejo de Seguridad, es algo muy peligroso y puede crear tensiones", dijo el vocero de la cancillería iraní, Abbas Araghchi.

Aseguró que la solución del conflicto en Siria no puede lograrse por medios militares. "La única vía es el diálogo y el entendimiento político para una solución pacífica", aseveró.