Reforma energética, una oportunidad para impulsar la industria verde

La propuesta de reforma energética planteada por el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, representa una oportunidad para que en México puedan crecer los negocios verdes, aseguró el titular de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Juan José Guerra Abud.

En entrevista, destacó que hoy en día solo el 0.6 por ciento del PIB en México es aportado por los negocios verdes, mientras que en países de Europa llega a ser hasta del 3 y 4 por ciento, por lo que lo ideal es que al finalizar el sexenio se alcance por lo menos el 2 por ciento.

Con respecto a la contaminación que se genera al explotar el gas shale, el funcionario federal aseguró que la Semarnat está trabajando en las normas ambientales para garantizar la seguridad cuando se comience a explotar este recurso.

Aseguró que se están considerando los más altos estándares internacionales para minimizar las consecuencias que se pueden generar con la explotación de este carburante cuyas ganancias serán mayores que los daños que pudiera ocasionar.

Guerra Abud aclaró que la explotación de cualquier recurso en el mundo deja una huella en el medio ambiente, por lo que el reto es ver que ésta sea la menor posible.

Antes, durante su intervención en el marco de la Reunión de Consejo Directivo Nacional de la Camara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), dejó en claro que un medio ambiente sano es un derecho constitucional y por lo tanto una responsabilidad para el Estado mexicano.

Aclaró que más que una carga, el cuidado del medio ambiente en México debe ser visto como una oportunidad de generar empleo y como consecuencia, impulsar el crecimiento económico y combate a la pobreza que requiere el país.

Por ello el funcionario convocó a los empresarios reunidos en el encuentro a considerar invertir en los negocios verdes que son todos aquellos que aprovechan la riqueza del país de manera sustentable.

Subrayó que hoy en día, empresa que no cuida el medio ambiente está destinada a fracasar, por la razón de que la nuevas tecnologías del planeta están cuidando al medio ambiente, "y quien no usa estas tecnologías está destinado a fracasar".

Aseveró que México tiene un déficit comercial con el exterior de cerca de seis mil millones de dólares de productos forestales, y sin embargo apenas tiene 250 mil hectáreas en donde se hacen aprovechamientos comerciales en la materia.

Esta es una cantidad mínima considerando que de los cerca de 200 millones de hectáreas que tiene el país 138 millones son de vegetación forestal y de las cuales 65 millones de hectáreas son de bosques y selvas.

Una prioridad en el país, dijo es aprovechar los bosques de manera sustentable, ya que ello representaría también una oportunidad para los 11 millones de mexicanos que viven en áreas boscosas que bien podrían explotar de manera responsable para tener una vida digna.

A ello sumó el reto de reducir los gases de efecto invernadero, en donde el sector energético ha tenido una importante participación al transitar del uso de combustóleo a fuentes más limpias como el gas natural, la fuerza eólica, hidroeléctrica y solar.

En ese sentido reconoció que México es el único país en donde existe el compromiso por ley de reducir estos gases e incrementar las fuentes de energía limpia al año 2050, a diferencia de otras naciones en donde el compromiso es voluntario.

Por ello insistió en que la reforma energética representa una oportunidad de crecimiento para la nación, si se considera la riqueza con la que cuenta el país y se le busca explotar de manera sostenible para garantizar recursos para las futuras generaciones.