Rechazan FARC referendo de Santos, seguirán en el diálogo por la paz

La guerrilla de las FARC expresó hoy un firme rechazo a la propuesta del gobierno de Colombia de celebrar un referendo sobre un eventual acuerdo de paz, pero prometió que se mantendrá en la mesa de negociaciones en La Habana.

Al reanudar este lunes el diálogo de paz, tras una pausa de tres días para un análisis del proyecto oficial, las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) descartaron aceptar la propuesta del presidente Juan Manuel Santos.

En un comunicado leído por el jefe del equipo negociador insurgente, Iván Márquez, advirtió que las FARC no acompañarán ese proyecto presentado el Congreso ni sujetaran los diálogos y sus resultados a lo que calificaron como una decisión unilateral.

Márquez insistió en que "no habrá sometimiento de las FARC a ningún marco jurídico con diseños unilaterales" y reiteró la propuesta del grupo armado ilegal de crear una Asamblea Nacional Constituyente, que a su vez rechaza el gobierno colombiano.

Con anterioridad, el jefe del equipo negociador gubernamental, Humberto de La Calle, había aclarado que el proyecto de ley presentado por el presidente Santos no convoca a un eventual referendo, ni determina su contenido.

"La eventual concreción de este o cualquier mecanismo depende de lo que las delegaciones acuerden en La Habana", sede de las conversaciones de paz que se arrastran desde noviembre del año pasado y que solo han logrado consenso en el tema agrario.

La declaración de De la Calle no logró apaciguar a los guerrilleros, quienes arremetieron contra el presidente Santos al que el máximo líder de las FARC, Timoleón Jiménez, acusó de negociar la paz solo para "favorecer la expansión" del neoliberalismo en el continente.

A juicio de Jiménez (alías Timochenko), quien publicó una carta en el sitio web de la guerrilla, "en eso consistiría el acuerdo (de paz), un perdón relativo a cambio del espaldarazo guerrillero a la globalización neoliberal para Colombia".

Al desestimar la propuesta de referendo, Jiménez aseguró que "nuestra intención es seguir adelante con el proceso de paz, de acuerdo con lo pactado en el Acuerdo General, mientras en Colombia se conocía la muerte de casi 15 soldados por la guerrilla.

Santos invitó el domingo a los colombianos a ver el futuro con más optimismo y esperanza e invitó al país a apoyar los diálogos de paz con la guerrilla de las FARC, la más antigüa de América Latina y a la que se le adjudican unos ocho mil combatientes.

El Gobierno y la guerrilla están ahora enfrascado en el ciclo 13 del diálogo, que tiene a Cuba y Noruega como garantes, y a Venezuela y Chile como acompañantes.

La agenda pactada incluye, además del tema agrario (ya discutido) y la participación política (en discusión), otros aspectos, como la atención a las víctimas, el problema del narcotráfico y el fin del conflicto armado.