Inicia fase de sentencia contra autor de la matanza en Fort Hood

El mayor del ejército estadunidense, Nidal Hasan, declarado culpable de matar a 13 personas en Fort Hood, Texas, en noviembre de 2009, enfrenta la pena de muerte al iniciar este lunes las deliberaciones sobre su sentencia.

Hasan, un musulmán estadunidense de origen palestino de 42 años de edad, fue declarado culpable el pasado viernes por una corte militar de la muerte de 12 soldados y un civil, el 5 de noviembre de 2009.

El juicio resultó en gran medida una simple formalidad debido a que Hasan se declaró siempre culpable de los cargos y actuó como su propio abogado defensor pese a las objeciones de su equipo legal.

El mismo jurado que lo declaró culpable, conformado por 13 oficiales militares, comenzó a escuchar este lunes en el Fuerte Hood, testimonios para decidir si se le impone un castigo de pena de muerte o de cadena perpetua.

"Aquí es donde los miembros (del jurado) deben decidir si va a vivir o si va a morir", dijo la coronel Tara Osborn, la juez a cargo del proceso, al hablar sobre la fase de sentencia luego de que Hasan fuera declarado culpable.

La fiscalía planea llamar a testificar a más de una docena de familiares de las víctimas de la masacre y también se espera que rindan su testimonio tres soldados que sobrevivieron a los disparos de Hasan, pero que se quedaron con lesiones de por vida.

Osborn pidió de nuevo a Hasan, quien está postrado en una silla de ruedas por las heridas que recibió de parte de policías que respondieron a su ataque, permitir que sus abogados asesores se ocupen de defenderlo en la fase de sentencia.

A lo largo del juicio, la juez no permitió a Hasan utilizar el argumento de "defensa de los demás" como estrategia de defensa.

Hasan, ha sostenido al reconocerse como el homicida, que actuó para proteger a los líderes talibanes de soldados estadunidenses desplegados en Afganistán.

Sin embargo, en la fase de sentencia, Hasan podría tener más libertad para ventilar ese argumento.

De ser sentenciado a la pena de muerte, Hasan se sumaría a otros cinco soldados estadunidenses que están condenados al castigo capital.