Busca Liga Mexicana de Béisbol reducir tiempos de partido

El reto de la LMB para el próximo año será reducir a menos de tres horas los partidos y analizar el tema de los duelos a muerte súbita previo a la postemporada, comentó el presidente de la Liga Mexicana de Béisbol, Plinio Escalante Bolio.

"Cerramos una temporada deportivamente extraordinaria, no se había dado, al menos en mis siete años en el puesto como presidente, una división tan cerrada, tan competida, como fue en este caso la del norte", declaró.

En entrevista en el marco de la Serie del Rey que jugaron este fin de semana en Cancún, Tigres de Quintana Roo y Sultanes de Monterrey, Escalante dijo que fue un cierre vibrante de temporada.

Agregó que a dos semanas de terminar el rol regular de juegos, en la zona norte, aún el último lugar tenía posibilidades de llegar a las finales.

Asimismo, indicó que en el sur la batalla también fue cerrada, pero que muy poco se comentó por la pelea en el norte, y que aún al entrar al último mes los Tigres estaban en primer lugar, que después apretaron los Delfines de Ciudad del Carmen, y que al final Veracruz también cerró fuerte.

"En fin, nadie se fijó en el sur por lo cerrado del norte, pero la realidad es que las dos divisiones tuvieron gran competencia y eso se traslada a la serie final Tigres-Sultanes", mencionó.

En ese sentido, anotó que la Serie del Rey es muy interesante porque se trata de un duelo inédito en estas instancias, además de que los dos equipos llegan en muy buen momento, beisbolísticamente hablando, por lo que anticipa una serie larga con regreso asegurado a Cancún para los duelos seis y quizá siete.

"Si bien los Sultanes vienen de una semana sin jugar, creo que eso al tercer inining ya se superó. Los jugadores se ponen en ritmo, mientras que los Tigres están con excelente estado de ánimo", expuso.

En cuanto a las cuestiones de mejorar, dijo que en el caso del partido de muerte súbita, que en algunas organizaciones generó inquietud y molestia, fue una votación y se determinó por mayoría de los dueños.

Agregó que "efectivamente se va a discutir de nuevo el tema, se va a hablar quizá de poner un candado; por ejemplo, que la diferencia de juegos entre el cuatro y cinco lugar no sea arriba de dos o tres".

Sobre la afluencia a los estadios, mencionó que cerraron con arriba de 4.5 millones de aficionados, que si no se llegó a la meta de cinco millones se debió a varios factores como la suspensión de por lo menos ocho partidos en la recta final de la temporada, cuando la mayoría de los equipos buscaban un lugar en la postemporada.

"El reto de la Liga es mejorar el tiempo de los juegos, trabajar más para reducir el tiempo de duración de los juegos, establecerlo en dos horas con 50 minutos, que es el promedio en Grandes Ligas", concluyó.