Necesitamos más evidencia de uso de armas químicas por Siria: Carney

La Casa Blanca indicó hoy que requerirá de más evidencias antes de determinar con precisión que el régimen del presidente sirio Bashar al-Assad utilizó armas químicas contra su población.

"Tenemos algunas pruebas fisiológicas que son parte de la colección de evidencias, pero hay mucho más que hacer para verificar con certeza que fue cruzada la 'línea roja' de la que el presidente (Barack Obama) ha hablado", dijo el vocero presidencial Jay Carney.

Carney, que si bien su gobierno posee una valoración que contiene "varios grados" de confiabilidad, ello no es suficiente para tomarse como base de una reacción política, "de manera que nuestro trabajo continúa".

Explicó que en la búsqueda de más evidencia su gobierno trabaja de manera coordinada con Reino Unido, Francia y otros aliados en la región, además de las gestiones diplomáticas a través de la ONU.

Carney rehusó empero precisar si una eventual respuesta de parte de Estados Unidos al uso de armas químicas por parte de Assad, será determinado entre otros factores por el monto que sea utilizado. "No tengo una cantidad qué dar", dijo.

Con todo, insistió que su gobierno mantiene su postura de cruce de la "línea roja" será motivo para que su gobierno responda.

"El presidente ha dejado en claro, como lo hizo el viernes pasado, que el uso de armas químicas o su transferencia a grupos terroristas, significará cruzar la línea roja", dijo.

En una carta enviada el jueves a legisladores, la Casa Blanca apuntó que la comunidad de inteligencia tiene "varios grados de confianza" para creer que el régimen sirio ha usado armas químicas en pequeña escala.

El verano pasado el presidente Obama dijo que el uso de armas químicas por parte del régimen de al-Assad contra la población o insurgentes representaría el cruce de una "línea roja" que modificaría la postura de su gobierno sobre la guerra civil en esa nación.