Busca gobierno de Colombia desactivar paro nacional agrario

El gobierno de Colombia intensificó hoy sus gestiones para lograr desactivar el paro agrario, que en una semana de protestas y bloqueos ha dejado un muerto, 149 heridos, entre ellos 117 policías, 220 detenidos y 10 vehículos destruidos.

El ministro del Interior, Fernando Carrillo Flórez, reiteró el compromiso del gobierno central con los campesinos y lamentó que no se pudiera llegar a un acuerdo este fin de semana con los dirigentes de la protesta.

"Nosotros hemos dicho: los campesinos tienen preocupaciones legítimas y estamos dispuestos a sentarnos en una mesa de diálogo a mirar cuáles son los temas que los están inquietando", subrayó el funcionario.

Agregó que el gobierno tiene interés "en solucionar los problemas de los campesinos y en defender sus derechos". "El mensaje para ellos es continuemos en el diálogo, pero vamos a ser, como lo ha dicho el presidente Santos, contundentes con los violentos", agregó.

"Cuando uno piensa en un policía que matan entre Pacho y Zipaquirá, evidentemente esos no son los campesinos de Colombia", dijo.

"Nuestros campesinos son gente trabajadora, auténtica, honesta, que no se la imagina uno encapuchada y con armas de fuego y mucho menos asesinando policías", anotó.

Las autoridades gestionan reiniciar las negociaciones entre este lunes y martes con dirigentes agrarios de los departamentos de Boyacá, Cundinamarca (centro) y Nariño (sur) que son las regiones donde se concentran las movilizaciones y los bloqueos a las vías.

El ministro consejero para asuntos sociales, Luis Eduardo Garzón, sostuvo que el gobierno no tiene interés en estigmatizar los paros que realizan sectores agrícolas.

"Uno no puede estigmatizar los paros ni menospreciar, pero tampoco darle la dimensión que algunos quieren porque eso puede generar pánico", declaró Garzón a periodistas locales.

El domingo el presidente Juan Manuel Santos recordó que en los tres años de su gobierno los campesinos colombianos han recibido subsidios por más de 1.5 billones de pesos (780 millones de dólares).

"Una cifra sin precedentes en la historia de Colombia", dijo.

El gobierno admitió que el paro agrario es encabezado principalmente por los productores de papa y leche, que reclaman más subsidio porque según ellos son los principales afectados con los tratados de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos y la Unión Europea (UE).