Piden organismos de Derechos Humanos por desaparecer arraigo en México

Las organizaciones Human Rigths Watch, Amnistía Internacional y Sin Fronteras solicitaron al Senado mexicano desaparecer de la Constitución la figura del arraigo que, argumentaron, ha provocado violaciones a los derechos humanos y negligencia en los cuerpos policiales.

En el foro sobre la Relación México-Estados Unidos, se pronunciaron también por acotar y regular el fuero militar, para evitar excesos de las fuerzas castrenses.

El director para América de Human Rights, José Miguel Vivanco, expuso que el Congreso Mexicano no sólo debería rechazar un proyecto de reforma constitucional sobre el arraigo, sino eliminar esa práctica de la Constitución, porque no se adecua a las normas internacionales de derechos humanos.

Consideró que el arraigo se circunscribe en un ambiente de impunidad, de falta de rendición de cuentas y no es compatible con el Estado de derecho.

Esa figura en el marco legal mexicano, en su opinión, promueve negligencia y falta de profesionalismo de los cuerpos de seguridad.

A su vez, la directora de Sin Fronteras, Nancy Pérez García, y el director de Amnistía Internacional, Daniel Zapico, coincidieron en la opinión de que el arraigo es una figura violatoria de los derechos humanos, y legislar sobre esa práctica llevará a que el Congreso siga ganando la condena de organismos internacionales.

En el caso del fuero militar, Vivanco señaló que si bien en el sexenio pasado hubo un esfuerzo por modificarlo, fue incompleto, porque excluyó algunas figuras delictivas como la ejecución extrajudicial.

Esa situación, dijo, es contraria a lo establecido por la Corte Interamericana de Derechos Humanos y por la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

En tanto, el director ejecutivo de Amnistía Internacional México, Daniel Zapico, se pronunció porque los militares no sean juzgados por tribunales castrenses cuando violen derechos humanos de terceros.

Opinó que sería una trampa crear tribunales civiles especiales, compuestos con antiguos militares, que formaría una jurisdicción que seguiría siendo violatoria de los derechos humanos.

Respecto de la visita de esta semana a México del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, coincidieron con el director del Instituto para la Seguridad y la Democracia, AC (Insyde), Ernesto López Portillo, que esa visita debe ser oportunidad para replantear la estrategia binacional de apoyo en materia de seguridad.

Ese respaldo debe dejar de medirse en función del flujo de recursos y calificarse en función de los resultados, tema fundamental en materia de derechos humanos, expusieron.